La Gaceta (Entrevistas): "La experiencia en la formación nos permitió mejorar aspectos de nuestro día a día para convertirnos en una familia emprendedora"


ENTREVISTA A SERGIO GALVÁN Y VICTORIA MERINO, padres participantes en el programa 'parENTrepreneurs'

"La experiencia en la formación nos permitió mejorar aspectos de nuestro día a día para convertirnos en una familia emprendedora"

La implicación de esta familia en una actividad de estas características les ha enseñado que sus hijos tienen que ser "autónomos, resilientes y versátiles, y que tienen que dejar atrás el modelo memorístico por uno más humano y participativo"

PDF
24/06/2022 | Maite Vega

Sergio Galván Vázquez (Zafra) y Victoria Merino Puerto (Cáceres) son los padres de tres alumnos que han participado en el proyecto Erasmus+ 'parENTrepreneurs' cuyo objetivo central es capacitar, crear una red europea y formar a familias, en habilidades emprendedoras, como principales agentes de la comunidad eductiva y potenciales transmisores de la iniciativa emprendedora en jóvenes, entendida como una competencia transversal y esencial para la ciudadanía europe. Sergio es controlador aéreo del Ejército del Aire en la Base Aérea de Talavera la Real y Victoria es profesora de Educación Secundaria de Biología y Geología en Cáceres.

Sergio y Victoria con sus tres hijos. (Cedida)

Pregunta.- Habéis participado como padres, este curso, en el proyecto Erasmus+ ‘parENTrepreneurs’, ¿cuál ha sido vuestro papel en este proyecto? 

Respuesta.- Nuestro papel ha sido como familia participante, inicialmente con la formación online y, finalmente, con la parte presencial, que tuvo lugar en Amsterdam.

P.- De la formación en emprendimiento que realizó Victoria, ¿cómo ha sido la experiencia y para qué le ha servido? 

R.- La experiencia en la formación en emprendimiento sirvió como una toma de contacto con el programa. Pudimos conocer las principales ideas a desarrollar y nos permitió mejorar aspectos de nuestro día a día para convertirnos en una familia emprendedora en lo que se refiere a la educación de nuestros hijos.

P.- ¿Cómo habéis visto la implicación de la familia en este proyecto?

R.- La implicación de la familia ha sido total, aunque, lógicamente, había que explicar mucho y de forma muy sencilla lo que hacíamos, porque cuando empezó el proyecto hace tres años nuestros hijos eran muy pequeños, la mayor tenía siete años, cuatro la mediana y, por aquel entonces, tan sólo uno el pequeño. Por eso, los proyectos que llevábamos a cabo eran realmente sencillos pero, tal vez por eso, nos ha permitido ir introduciendo esa forma de hacer las cosas desde el comienzo de sus vidas.

P.- Tenéis tres hijos, ¿habéis puesto en práctica con ellos las competencias emprendedoras? ¿De qué manera? ¿Cómo ha sido el resultado?

R.- El curso nos ha aportado multitud de conceptos que hemos llevado a cabo en nuestro día a día. Como ejemplos podríamos decir que en el modelo de tipos de padres, según Alison Gopnik, nos gusta ser padres jardineros, aunque a veces cueste un poco. Otra estrategia que seguimos es dar la importancia que tiene el aprendizaje a través del juego, que desarrolla habilidades fundamentales para la personalidad emprendedora. Llevamos a cabo una enseñanza también en el manejo del dinero, en cómo planificar su tiempo por ellos mismos planeando sus objetivos, recordando fijarnos en el esfuerzo y no solo en los resultados, o enseñamos nuevas destrezas mediante el 'I do', 'we do', 'you do'. Estos son tan solo algunos ejemplos de métodos aprendidos y que aplicamos en nuestro día a día.

P.- Posteriormente, Sergio ha participado en Ámsterdam en una formación internacional dirigida a todas las familias que han participado en ‘parENTrepreneurs’, ¿qué ha supuesto el intercambio de experiencias con familias de otros países? ¿Cómo ha sido la convivencia?

R.- La formación internacional ha sido muy gratificante, me ha permitido conocer la realidad de otras familias europeas dándome cuenta que las inquietudes que tenemos son muy parecidas.

Las dos niñas realizan , junto con su madre, una actividad dentro del proyecto. (Cedida)

Podemos hablar del tema del uso desmesurado del móvil o de las redes sociales, de los riesgos que ese entorno virtual tiene en la adolescencia, también en el estilo educativo que adoptamos en el hogar, de la inseguridad de los padres con un entorno muy cambiante o de la necesidad de proporcionar más formación o talleres de padres.

Me ha sorprendido también que hay problemas que creemos que están presentes tan solo en España y que, por el contrario, son comunes en varios países. Un ejemplo tan solo sería el 'efecto catarata' que llamaron las personas de Bélgica, un efecto que habla de un desproporcionado número de titulados superiores que no encuentran trabajo y tienen que ocupar puestos profesionales para los que no están preparados pero para los que no hay personas formadas.

Puedo decir que las familias que hemos participado en este proyecto, con gente de Hungría, Italia, Bélgica, Reino Unido, Irlanda o Finlandia, nos hemos entendido de una forma asombrosamente buena. Todos coincidimos en la necesidad de fomentar estos proyectos y una enseñanza dinámica con vistas a un futuro que va a crear empleos que no existen hoy día. Que nuestros hijos tienen que ser autónomos, resilientes y versátiles, adaptables e innovadores, dejar atrás el modelo memorístico por uno más humano y participativo.

P.- ¿Qué destacaría de este encuentro?

R.-En este encuentro hubo muchas cosas que podría destacar como la simple interacción entre personas, las visitas de campo, las charlas formativas o, simplemente, la bibliografía con innumerables autores que aportan mucho a todo lo que es ser una familia o educar. Pero, en particular, me quedo con una actividad de las que hicimos dentro de las sesiones de aula. Fue algo que podríamos llamar 'subasta de tiempo', en ella uno a uno salíamos exponiendo un problema o una necesidad y los demás 'pujaban' ofreciendo su ayuda. Me hizo ver que todos tenemos algo que necesitamos y algo que ofrecer.

P.- Por último, toda la familia (padres e hijos) habéis  participado en el evento multiplicador que se ha celebrado el pasado 22 de abril en la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Mérida, el cual ha servido para exponer todos los resultados y publicaciones del proyecto, entre ellos un manual de formación entre iguales para familias emprendedoras. Vosotros habéis realizado una presentación haciendo hincapié en los beneficios que aporta participar en proyectos como este…

R.- Los beneficios, desde nuestro punto de vista, son varios, el primero es que este tipo de proyectos suma en lo que nosotros creemos que es una forma de vida participativa, en la que todos en la familia aportamos y cada idea cuenta con respeto e igualdad. También suman a la hora de promover una mentalidad inquieta con la que nunca paramos de aprender. Finalmente, también suman porque miran al futuro con ilusión y lo hacen con una visión amplia, porque lo hace tanto en nuestro entorno como de forma internacional.

P.- Y, finalmente, ¿qué ha supuesto para vuestros hijos vuestra participación, qué han aprendido?

R.- Claramente han sacado varias ideas de nuestra participación, ideas como que pueden mirar sus vidas en su día a día con un claro concepto de que pueden darle forma, que hay un entorno internacional de familias como las nuestras, que pueden cambiar cosas si se unen y que tienen derecho a participar en la familia y en la sociedad.

 

Fotogalería

Edita: Consejería de Educación y Empleo - Junta de Extremadura
Avda. Valhondo s/n. Módulo 4, 4ª planta
06800 MERIDA
Tlf: 924 00 76 50
lagaceta@edu.juntaex.es
ISSN 2792-6966