La Gaceta (Nuestros centros): 'Quédate', un programa que desarrolla el potencial de aprendizaje del alumnado participante a través de sus intereses


'Quédate', un programa que desarrolla el potencial de aprendizaje del alumnado participante a través de sus intereses

El objetivo fundamental es que este alumnado reconozca el centro educativo como un espacio propio y positivo, que le lleve a quedarse en el sistema educativo y seguir formándose a lo largo de su vida. Los IES Reino Aftasí, Santa María del Trampal y Caurium son tres de los 37 centros extremeños que lo desarrollan

PDF
13/05/2020 | Maite Vega

El Programa Experimental 'Quédate', que se desarrolla en horario de tarde, busca fomentar el interés por continuar los estudios y desarrollar el potencial de aprendizaje del alumnado participante a través de sus intereses; aumentando así su motivación por continuar aprendiendo y previniendo el abandono escolar temprano, o minimizando sus dificultades de aprendizaje

Un grupo de alumnos de Coria juegan al futbolín. (Cedida)

Este curso 2019/2020 la Consejería de Educación y Empleo seleccionó a un total de 37 centros educativos extremeños para que formasen parte de este programa.

Uno de ellos es el IES Caurium, de Coria, en el que este año un total de 13 alumnos y alumnas de 1º, 2º, 3º de la ESO y PMAR, participan en el proyecto, cuyo objetivo, según explica Victoria Martín Vergel, que coordina el proyecto junto con Sagrario Gil Alonso, ambas profesoras de formación Profesional en este centro educativo, es "reinsertar al alumnado en el proceso educativo, intentar que se sientan motivados, viendo el centro como un espacio diferente a las aulas, un entorno más cercano y positivo, es decir, redirigirlos al camino de los estudios".

El proyecto del IES Caurium se centra este curso en "divertirnos en los recreos", señala Martín Vergel. Está basado principalmente en la organización y dirección de torneos de varias disciplinas deportivas, como son fútbol, baloncesto, futbolín, y ping-pong, entre otras.

El equipo Quédate se reúne por las tardes a preparar y organizar los torneos que, posteriormente, son llevados a cabo en los recreos con la participación de todo el instituto, tanto alumnos como profesores. Los alumnos, en este caso, trabajan en equipo de una forma responsable para que todo salga como se ha planificado realizando un proyecto que han elegido y preparado ellos mismos.

Al realizar los torneos a la hora del recreo, pueden participar todos los alumnos y profesores que quieran. De hecho, este año, han participado muchos profesores y alumnos que no suelen quedarse dentro del centro normalmente, como es el caso de alumnos de Bachillerato y Ciclos Formativos.

"Este año se han cumplido los objetivos en gran parte, puesto que han tomado las riendas del proyecto desde principio, mostrando una gran responsabilidad, implicación y motivación en cada una de las actividades que se iban planteando. En cuanto a los estudios, al finalizar el curso evaluaremos los resultados que se tendrán en cuenta para paliar futuros proyectos", ha señalado Martín Vergel.

Ahora, en época de crisis sanitaria, desde el equipo Quédate, han querido seguir presente durante el resto del curso escolar y han creado torneos a través de Instagram, para que cada uno desde casa y, solo a través de la aplicación, pueda participar, "el abanico se abre, por supuesto, a todas aquellas personas que nos sigan en la red social y no solo a los alumnos y profesores del IES Caurium, para ello hemos elaborado una ruleta 'Preguntados', donde casi todas las semanas realizamos torneos", ha comentado esta coordinadora.

Es el segundo año que este centro educativo participa en este programa, para ambas coordinadoras, tomar contacto con este tipo de alumnado "nos parece súper gratificante, ya que son alumnos con grandes capacidades, pero por diversos motivos han perdido la confianza en sí mismos, y cuando les pones a disposición los recursos necesarios para que eleven su potencial, te das cuenta del entusiasmo que ponen y, para nosotras como profesoras, es un orgullo ver cómo, de nuevo, recuperan la confianza en sí mismos y las ganas de seguir aprendiendo".

El IES Reino Aftasí y el teatro

Los alumnos del IES Reino Aftasí mantienen una reunión virtual. (Cedida)

En el IES Reino Aftasí, de Badajoz, el proyecto 'Mucho teatro, Reino Aftasí' está integrado por 11 alumnos, "todos ellos con algún rasgo significativo que entraría dentro de los criterios de selección en este tipo de programas, es decir, riesgo de abandono escolar o dificultades de aprendizaje", ha señalado su coordinadora Concepción Rodríguez López, quien destaca que en él también cuenta con la colaboración de otros alumnos que no presentan dificultades, "dado que el grado motivador de dicho proyecto les ha llevado a formar parte del mismo".

Su principal objetivo es "enganchar a esos niños y niñas que están a punto de tirar la toalla, brindarles otra visión de lo que se entiende por centro educativo, que vean que no sólo se estudia, sino que también se realizan otras actividades".

En cuanto a los intereses y motivación del alumnado participante, Concepción Rodríguez asegura que, desde el principio, fue "un proyecto motivador para ellos, el hacer una actividad fuera del horario escolar les ha servido para desestresarse en cuanto al horario escolar, tareas etc., entre otras cosas, porque el horario era al final de la tarde y les venía fenomenal".

También ha añadido que "el hecho de salir fuera del centro, a representar su labor, les llama mucho la atención, crear nuevas amistades dentro del grupo, ya que los chicos y chicas pertenecen a diferentes cursos. Otro de sus intereses es la influencia de este proyecto en la asignatura de Lengua, principalmente, pero también en otras, ya que la memoria es uno de los aspectos más trabajados en el programa".

La metodología empleada en el proyecto ha sido "muy lúdica", ya que han utilizado, sobre todo, las nuevas tecnologías, y también han recurrido a las manualidades y a la integración de la familia en la elaboración de las mismas. Una metodología basada en proyectos y en el aprendizaje cooperativo.

Representación de una obra de teatro en el IES Reino Aftasí. (Cedida)

Por su parte, la comunidad educativa tiene un papel especial, ya que se implica difundiendo el proyecto, tanto en claustros, reuniones de equipo, etc. En el IES Reino Aftasí, la comunidad educativa "se ha volcado" con el programa, ya que los compañeros docentes lo han incluido en la página web del centro, en RadioEdu, Onda Aftasí, además de contar desde la dirección del instituto hasta el personal de mantenimiento para espacios, materiales, decoración, ideas, etc.

Concepción Rodríguez asegura que todos los objetivos se han cumplido, "excepto el más importante, ver nuestra obra en escena y su resultado".

"El programa en este tiempo de confinamiento está en marcha igual o más que cuando asistíamos al centro, nos reunimos virtualmente todos los lunes para repasar escenas y, una vez terminado el repaso, nos reunimos las profesoras integrantes del 'Quédate'. Estamos en contínuo contacto, además de la comunicación a través del grupo de WhatsApp, tanto con alumnos como con padres y madres", explica la coordinadora.

Concepción Rodríguez ha destacado que su experiencia con este proyecto es "gratificante, es una experiencia maravillosa donde se aprende más que se imparte, además lo que más me gusta es ver a estos chicosy chicas disfrutar, es una experiencia única y aunque este proyecto dejara de existir nosotras seguiríamos con él porque nos aporta muchísimo".

El IES Santa Lucía del Trampal y la música

Por su parte, el IES Santa Lucía del Trampal, de Alcuéscar, es otro de los 37 centros educativos que posee un proyecto integrado en el programa Quédate, titulado 'El mundo necesita música. La música está en el mundo' , destinado a diez alumnos y alumnas.

Su coordinadora, Lorena Batuecas Sánchez, explica que se trata de alumnos con dificultades de aprendizaje o en riesgo de abandono o fracaso escolar, con perfil de desmotivación hacia el entorno escolar, escasas habilidades sociales, dificultades de integración en el centro y otras series de características que, a la larga puedan dificultar la motivación del alumno, su adaptación al centro, y su futuro éxito escolar.

El principal objetivo del proyecto es fomentar la motivación del alumnado proporcionándole herramientas para la expresión de sus emociones a través de la música como lenguaje universal. Todo ello bajo un marco que genere y permita una actitud constructiva y cooperativa en el alumnado.

El proyecto del IES Santa Lucía del Trampal se basa en la música. (Cedida)

"Desde nuestro programa se intenta cuidar este aspecto, nos interesa la formación integral en el alumno, haciendo hincapié en muchos aspectos que no se basan en la mera repetición de contenidos", señala Batuecas.

La docente ha explicado que este programa se centra en dos grandes ámbitos: las competencias clave y el aprendizaje basado en proyectos y gracias al carácter integrador de la música se trabajan las diferentes competencias clave de manera transversal durante la realización y la puesta en marcha del proyecto.

"La música es un lenguaje inherente al ser humano, y como disciplina posee multitud de enfoques posibles. Es obvia la influencia de la música en la vida de las personas, pero esta adquiere una mayor relevancia en la adolescencia, entre otras cuestiones porque gracias a la diversidad de estilos musicales, influye en la construcción de la identidad del adolescente", ha añadido la coordinadora.

Batuecas ha destacado que la música "les ayuda a deshinibirse socialmente al encontrar un grupo de personas afines en cuanto a gustos musicales, lo que permite una mayor y fácil conexión entre nuestros alumnos adolescentes a la hora de crear un proyecto conjunto cuyos cimientos sea la propia música. Es por ello que, lo interesante del proyecto y lo motivador para los alumnos, sea por ende, la propia música, el hacer o practicar música, que ya de por sí la conciben de forma lúdica en su vida diaria y que al compartirla con compañeros dentro de nuestro proyecto, les permite conectar de manera directa con el otro".

La metodología que se emplea en el proyecto es "activa y participativa, propiciando aprendizajes integrados y funcionales y buscando el logro de las competencias clave y su fundamentación interdisciplinar", ha explicado Lorena Batuecas, quién ha añadido que se pretende así que el alumno "desarrolle los diferentes tipos de pensamiento: reflexivo, analógico, lógico, analítico, crítico, sistémico, creativo y deliberativo".

Por otro lado, "se da prioridad a la comprensión de los contenidos que se trabajan, frente a un aprendizaje mecánico, dando una especial relevancia al proceso de planificar y razonar, desarrollando destrezas, habilidades, actitudes y valores interconectados para obtener un aprendizaje global y práctico así como su puesta en marcha de actividades reales y prácticas", ha señalado la coordinadora.

Para ello, se favorece un entorno de aprendizaje colaborativo, procurando el desarrollo de las inteligencias múltiples, incidiendo en el desarrollo de la inteligencia emocional.

Asimismo, teniendo en cuenta la relevancia de las TIC en el nuevo modelo de enseñanza aprendizaje, utilizan las Tecnologías de la Información y la Comunicación como herramientas de ayuda al proceso pedagógico, así como campo de experimentación hacia nuevas formas de expresión y creación, además de los enfoques básicos de búsqueda de información, expresión, presentación y elaboración de trabajos.

De manera global, el proyecto del IES Santa Lucía del Trampal ahonda en distintas disciplinas y áreas a través de la música. La finalidad del proyecto es la creación de una obra musical o trabajos con soporte o un componente musical relevante, de manera conjunta, lo que lleva implícito la participación de muchas áreas de manera interdisciplinar.

"Si toda la comunidad educativa es partícipe en el aprendizaje del alumno de una manera integra, se contribuye de manera conjunta a desarrollar n el alumno e el grado de autonomía y consideración positiva hacia el trabajo y el esfuerzo personal satisfactorio", comenta Lorena Batuecas quien señala que "se intenta también implicar a las familias como parte fundamental de la comunidad educativa, favoreciendo el apoyo fundamental para el aprendizaje de los alumnos. El rol del docente es el de guía educativo".

El centro también implica a toda la comunidad educativa dándole la máxima difusión posible al proyecto y lo hace a través de RadioEdu, la web del centro, el blog del proyecto, y su propósito es incluirlo dentro del 'proyecto tránsito', que favorece la adaptación de los colegios adscritos al instituto.

Participantes en el programa Quédate del IES Caurium, de Coria. (Cedida)

Lorena Batuecas reconoce que, "aunque al principio fue difícil enganchar y motivar a los alumnos por su propio perfil, a lo largo del programa hemos conseguido lograr involucrarlos en el proyecto y que lo sintieran como parte de él".

"Como reflexión final, vemos que, debido a todas las modificaciones que se han llevado a cabo a lo largo del seguimiento del programa, los propósitos iniciales se han visto cumplidos, que era ajustarnos a los intereses de los alumnos y ofrecerles otra propuesta de enseñanza aprendizaje mas motivadora y significativa", ha añadido Batuecas.

Durante el estado de alarma han intentado dar continuidad al programa desde diversas plataformas y posibilitar la comunicación entre todos los integrantes del mismo. "Hemos replanteado el proyecto que veníamos desarrollando dándole un giro para hacer partícipe al entorno más cercano de nuestro alumnado, como pueden ser sus familias, quienes pueden aportar una visión distinta y una implicación directa en el proyecto que sus hijos están llevando a cabo; por ejemplo, a través de entrevistas, o ayuda en puestas en escena, adecuándolo ahora más aún a un fin social", ha detallado esta docente.

De esta manera, intentan favorecer el vínculo familiar, fomentando la motivación del alumno por el programa a través del componente emocional tan importante en el aprendizaje.

En cuanto a los contenidos, los han rediseñado utilizando los recursos que actualmente poseen a su alcance, como pueden ser grabaciones de voz, vídeos o audios puestos en común a través de las distintas plataformas y aplicaciones. También han propuesto actividades de investigación y/o cooperativas con metodologías y pedagogías activas, utilizando como soporte y difusión las nuevas tecnologías y/o las redes sociales.

Como coordinadora del proyecto, para Lorena Batuecas, esta ha sido una experiencia "muy positiva en todos los sentidos. El proyecto me ha permitido conectar con los alumnos de otra manera distinta a la enseñanza tradicional, la cual, por diversos motivos, no nos lo permite".

"Lo mas costoso, ha dicho, ha sido ofrecerles una idea y que ellos tomaran la iniciativa, se involucraran y trabajaran con autonomía. En general, los alumnos, y con este perfil mas aún, están acostumbrados a un aprendizaje muy dirigido con escaso margen a su creatividad y a aprender a hacer. Trabajar su autonomía, sin que se desvíen del proyecto y centrándose en lo que están haciendo, ha sido un reto difícil pero que ha mejorado mucho a lo largo de todas las sesiones", ha señalado.

Finalmente, esta docente ha destacado que, teniendo en cuenta el perfil del alumnado y que, además, se quedan en el centro mas horas después de su jornada escolar, "ha sido muy gratificante cuando venían a buscarme en su tiempo libre, en el recreo, para contarme que habían tomado la iniciativa por ejemplo, buscando ayuda al profesor de Inglés para la pronunciación de canciones en inglés, o al de Plástica para unos determinados recursos, o cuando llegaba el día del proyecto y me traían todo lo que habían hecho en casa o materiales que habían pensado que podíamos utilizar. Me transmitían una ilusión por lo que estaban haciendo. Normalmente, estos alumnos tienen una baja tolerancia a la frustración y les cuesta mucho ver los resultados a largo plazo, por lo que la clave me la dieron ellos, trabajar en pequeños retos y proyectos les involucra y aumenta su motivación, aumenta su autoestima y les recordar lo valiosos que son".

Edita: Consejería de Educación y Empleo - Junta de Extremadura
Avda. Valhondo s/n. Módulo 4, 4ª planta
06800 MERIDA
Tlf: 924 00 76 50
lagaceta@edu.juntaex.es