La Gaceta (Nuestros centros): El IES Luis Chamizo lleva a cabo un teatro de papel, inspirado en la tradición japonesa, para fomentar la lectura entre su alumnado


El IES Luis Chamizo lleva a cabo un teatro de papel, inspirado en la tradición japonesa, para fomentar la lectura entre su alumnado

Esta actividad tiene como objetivo el fomento de la lectura e implica a muchos alumnos y alumnas en la elaboración de los materiales y en las respresentaciones

PDF
23/08/2022 | Redacción

El ciclo formativo de Preimpresión Digital del IES Luis Chamizo, de Don Benito, ha organizado la cuarta edición de ‘Los kamishibai del Bosque de los Sueños’. Se trata de un teatro de papel o kamishibai, que tiene su origen en Japón. Es un bosque con historias y narradores al que han añadido un teatrillo de tres puertas llamado ‘butai’.

Algunos de los alumnos del IES Luis Chamizo con el teatro de papel. (Cedida)

Las ediciones anteriores tuvieron muy buena acogida por el alumnado del centro educativo y, en esta ocasión, también “han gustado mucho” las nuevas historias y la puesta en escena de las mismas. 

El teatro de papel o kamishibai surgió durante la crisis económica de los años 20 y sirvió para combatir el desempleo. Se dice que el primer usuario y creador del kamishibai era un vendedor de golosinas que lo utilizaba para favorecer sus ganancias entre los niños, según ha explicado la docente del IES Luis Chamizo, Olga Paredes Astillero.  

Esta profesora ha señalado que “nos interesa hacer un pequeño análisis de cómo la tradición oral japonesa se asemeja a la castellana. Actualmente, utilizamos el término cuentacuentos para describir la narración oral de historias. Este término tiene un uso reciente en el idioma porque procede del inglés storyteller, pero nuestra cultura está plagada de términos que nombran ese concepto: cuentistas, contadores, saltimbanquis, juglares o trovadores y, en nuestro imaginario popular, son muy conocidas leyendas, anécdotas, relatos, mitos, cuentos, fábulas, epopeyas, etc. que forman parte de las costumbres narrativas hispanas y que presentan rasgos comunes con los kamishibai”.  

“La tradición castellana medieval de los romances o coplas de ciego, que también utilizaban grabados (pliegos de cordel), quizá sea la que más se aproxime a la manera de narrar que se emplea en el kamishibai en el que se van deslizando láminas una tras otra mientras se lee el texto que está escrito en la cara posterior a la ilustración”, ha añadido Paredes Astillero. 

El fomento a la lectura es una de las intenciones educativas más marcadas en el IES Luis Chamizo y son muchas las propuestas que cada curso se desarrollan teniendo los libros como protagonistas de muchas de ellas. En esa corriente se encuandra el trabajo que el alumnado de 1º del Ciclo de Preimpresión Digital ha realizado para los kamishibai. 

Las profesoras promotoras de la actividad han sido Nuria Ruiz Gallardo y Amparo Pineda Sánchez que, en su afán de inculcar el gusto por la Literatura, pensaron que esta mezcla de imagen y texto podría resultar atractiva para unos alumnos a los que les cuesta leer. 

Resultado "muy satisfactorio"

El resultado se ha comprobado que es “muy satisfactorio”, ya que, en cada uno de los tres cursos en los que se ha trabajado la actividad, los alumnos, que son el público de la misma, han asistido “entusiasmados” a la función. 

“Si tenemos en cuenta que son los alumnos de 1º los encargados de organizar la actividad, entenderemos que, primero necesitan formarse en los aspectos puramente técnicos necesarios para el diseño de las láminas, además deben escribir las historias o elegirlas de algún autor y, por último, hay que saber leerlas ante los receptores”, ha aclarado Olga Paredes. 

“Más que leerlas, hay que narrarlas e interpretarlas de manera que enganchen a sus propios compañeros que son un público difícil porque, a la vez, tampoco están acostumbrados a la lectura”, ha expresado esta docente. 

Por todo ello, los kamishibai se representan con el curso ya avanzado temporalmente hablando, en primavera, y son una de las actividades que se enmarcan en la Semana de las Letras del IES Luis Chamizo que este curso ha celebrado su cuarta edición. Esta propuesta se convierte así en la mezcla perfecta de fondo y forma. 

“Se puede decir que se utiliza el texto como pretexto para presentar la narración desde un punto de vista lúdico y de entretenimiento porque narrar es lo que todos hacemos cada día y eso nos convierte en seres sociales que necesitamos contar y que nos cuenten”, ha añadido Paredes. 

REpresentación del teatro de papel en el bosque de los sueños. (Cedida)

Este curso los cuentos que se han elegido para el kamishibai pertenecen a un libro titulado Cuentos para jugar, de Gianni Rodari (1920-1980), que fue un pedagogo, escritor y periodista italiano especializado en literatura infantil y juvenil. Concretamente, los títulos han sido: El anillo del pastor, El tamborilero mágico, El doctor Terríbilis y El perro que no sabía ladrar, que invitan a querer saber qué le pasa al pastor, al tambor, al doctor y al perro. 

“Como público, que he sido, y como observadora de la repuesta de los alumnos que han asistido a las representaciones, solo puedo felicitar a las profesoras organizadoras y, en especial, a los alumnos del Ciclo por la profesionalidad que han demostrado en sus actuaciones. Sé que a algunos les ha costado vencer su timidez y ese miedo escénico a hablar en público, pero han superado la prueba de manera positiva”, ha indicado la profesora del IES Luis Chamizo. 

Esta docente ha asegurado que “nos han hecho reír con sus lecturas bien entonadas, con sus imitaciones de voces y con sus onomatopeyas. Además, han sabido crear un ambiente distendido con los espectadores a los que han hecho partícipes de las historias con la posibilidad de elegir el final de las mismas. De todos los cuentos se presentaban tres desenlaces para que el público votara con unos números, del uno al tres, y una vez designado el final de la mayoría, se explicaba el que había elegido Gianni Rodari. Así se ha conseguido un ambiente de complicidad entre actores y público”. 

Para el desarrollo de la actividad eligieron un lugar al aire libre, una especie de bosquecillo del centro, que se ha ha convertido en el ‘bosque de los sueños’ y desvincula la actividad de “la rigidez” del aula, lo que “condiciona de manera positiva la atención de los alumnos asistentes que, lejos de tener un comportamiento incorrecto, acometen con muy buena actitud su papel de público y, además de respetar el trabajo de los compañeros, se divierten con la representación de los kamishibai”, ha asegurado Olga Paredes. 

Para la puesta en escena de la actividad han contado con el asesoramiento del CPR Don Benito-Villanueva de la Serena, a quien le agradecen su colaboración.

Fotogalería

Edita: Consejería de Educación y Empleo - Junta de Extremadura
Avda. Valhondo s/n. Módulo 4, 4ª planta
06800 MERIDA
Tlf: 924 00 76 50
lagaceta@edu.juntaex.es
ISSN 2792-6966