La Gaceta (Artículos): Tres claves para el éxito docente en la nueva normalidad


Tres claves para el éxito docente en la nueva normalidad

Esta conyuntura educativa en la que nos encontramos ha supuesto para nosotros una oportunidad para profundizar un poquito más en lo que consideramos que son las 3 claves del éxito educativo: identidad individual reforzada, cohesión grupal y motivación intrínseca

PDF
22/09/2020 | María Arroyo. Responsable del área de formación de Raíces Bienestar Integral

A través de la formación con este programa se comparten los mensajes básicos que necesitan recibir de los docentes: “existes, eres valioso y puedes conseguir lo que te propongas”. Si, además, se añaden estrategias para sustituir el afecto físico por el verbal y la sonrisa por una mirada de afecto, se habrán establecido los cimientos necesarios para que nuestros niños y niñas refuercen la confianza en sí mismos y puedan desarrollarse de forma óptima

María Arroyo. (Cedida)

Como comunidad educativa tenemos claro que la vuelta a las aulas de este curso dentro de la 'nueva normalidad' hace imprescindible la implementación de nuevas estrategias para adaptarnos a las demandas de un contexto que nunca antes se nos había planteado.

Se está poniendo mucho el foco en la importancia de que los docentes adquieran competencias en metodologías y dispositivos digitales, que adapten el aula y el patio a las normativas sanitarias vigentes, que realicen los ajustes curriculares necesarios ante el retraso académico de parte del alumnado o que reinventen sus sesiones dadas las restricciones de material y espacio. Todo eso suena de maravilla y, sin embargo, se nos está olvidando algo fundamental: las necesidades más básicas de nuestros niños y niñas.

Según Boris Cyrulnik, psiquiatra y neurólogo francés, además de experto mundial en resiliencia, es la sensación de seguridad la que permite a un niño desde la infancia ser resiliente y desarrollarse plenamente; una seguridad que viene de la mano de las sonrisas, el tiempo de calidad, el afecto físico y verbal, el uso de un lenguaje adecuado, etc.  ¿Cómo incluimos esa formación en el currículum entre mascarillas, distancia física y confusión? ¿De qué manera transformamos el aula en un lugar en el que se sientan seguros cuando estamos rodeados de miedo y desconfianza?  ¿Cómo compensamos la cantidad de cambios sustanciales en la forma de relacionarse de nuestros alumnos y las restricciones que limitan su manera de ser y de expresarse?

Estas preguntas, que deberían estar también en el foco del debate educativo actual, son las que tratamos de responder con nuestro programa '3 claves para el éxito docente en la nueva normalidad' que vamos a impartir en los CPR de Mérida, Plasencia y Cáceres durante este otoño.

El equipo de Raíces Formación lleva mucho tiempo trabajando con docentes en nuevas estrategias centradas en potenciar la autoestima de los niños y niñas y fomentar la identidad de grupo como ingredientes principales para un aprendizaje exitoso. Partimos de la premisa de que “el alumno que se siente valorado, seguro, centrado, valioso, satisfecho y en paz, va a liberar su energía, su motivación, su creatividad y su impulso por  aportar algo a los demás”.

Esta conyuntura educativa en la que nos encontramos ha supuesto para nosotros una oportunidad para profundizar un poquito más en lo que consideramos que son las 3 claves del éxito educativo: identidad individual reforzada, cohesión grupal y motivación intrínseca. La combinación de estos elementos va a generar en el aula esa sensación de seguridad que Cyrulnik considera imprescindible.

Por un lado, el fortalecimiento de la autoestima del alumnado es la mejor inversión que podemos realizar, tanto a nivel de aprendizaje como de cara a su integración en la sociedad. A través de esta formación compartimos los mensajes básicos que necesitan recibir de los docentes: “existes, eres valioso y puedes conseguir lo que te propongas”. Si añadimos, además, estrategias para sustituir el afecto físico por el verbal y la sonrisa por una mirada de afecto, habremos establecido los cimientos necesarios para que nuestros niños y niñas refuercen la confianza en sí mismos y puedan desarrollarse de forma óptima.

Por otro lado, el sentimiento de pertenencia al grupo y un clima de aula positivo tienen un gran impacto tanto en la estabilidad emocional como en el rendimiento académico del alumnado. En estos momentos, en los que intentamos inculcarles la responsabilidad social, es necesario que comprendan por qué el bienestar y el éxito ajeno influyen decisivamente en el mío, y cómo nuestras metas personales no solo se alcanzan gracias al talento o al trabajo individual, sino que hay numerosas personas a nuestro alrededor implicadas en su consecución. De ahí la importancia de cambiar dinámicas de competición por cooperación, con nuevas reglas, por supuesto, e incluir ejercicios de identidad grupal como parte esencial de las sesiones de principio de curso.

Por último, y esto también vale para nosotros los adultos, si no tenemos una razón que nos motive, difícilmente nos vamos a implicar en cualquier tipo de tarea, cuanto más en el desarrollo de la actividad escolar. Seguramente nos parezca que la desmotivación es un gran mal que afecta al sistema educativo actual pero, ¿qué hacemos para compensar la falta de atención y de interés en las aulas? Necesitamos que nuestros niños y niñas se carguen de buenas razones para ir al colegio, seguir el ritmo de las clases, hacer los deberes, examinarse etc., ya sea planteándoles preguntas como ¿de qué le sirve a una potencial youtuber estudiar mates?, o adaptando contenidos y formatos a la diversidad de sistemas de representación que existen.

En definitiva, se trata de convertir a nuestros alumnos en los protagonistas de esta historia, porque nuestro trabajo como docentes solo tiene sentido si es por y para ellos.   

¡Feliz curso a todos y a todas!

 

Edita: Consejería de Educación y Empleo - Junta de Extremadura
Avda. Valhondo s/n. Módulo 4, 4ª planta
06800 MERIDA
Tlf: 924 00 76 50
lagaceta@edu.juntaex.es