La Gaceta (Actualidad): La Consejería de Educación y Empleo pone en marcha el I Plan estratégico de bibliotecas escolares, dotado con 10 millones de euros


La Consejería de Educación y Empleo pone en marcha el I Plan estratégico de bibliotecas escolares, dotado con 10 millones de euros

El Plan tiene cuatro líneas estratégicas: Las bibliotecas escolares como impulsoras del cambio, Planes de lectura para la alfabetización múltiple, La red para la innovación y Bibliotecas en continua formación y actualización

PDF
09/11/2021 | Redacción

La Consejería de Educación y Empleo pone en marcha el I Plan estratégico de bibliotecas escolares de Extremadura, dirigido a un total de 652 centros educativos y dotado con 10 millones de euros para los próximos cuatro años, con el fin de mejorar los índices de lectura entre el alumnado, potenciando las alfabetizaciones múltiples.

La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, ha presentado este plan, acompañada por el secretario general de Educación, Francisco Javier Amaya, y ha destacado la apuesta de la Junta de Extremadura por el refuerzo de la competencia lectora y de las bibliotecas escolares “como herramienta educativa necesaria”.

Tras su presentación en rueda de prensa, el secretario general de Educación ha expuesto el Plan, por videoconferencia, a directores y responsables de bibliotecas escolares de los centros educativos de Extremadura.

Las bibliotecas escolares de Extremadura son un referente nacional en cuanto a dotación tecnológica, en cuanto a fondos y respecto al número de actividades celebradas “pero entendemos que hay que ir más allá, y por eso surge este plan, para diseñar distintas estrategias y metodologías más motivadoras que nos permitan alcanzar las competencias claves en el alumnado”, según señaló la consejera.

También se trata de fomentar la alfabetización múltiple en el alumnado, lo que le permitirá conocer mejor el mundo que le rodea y adquirir la necesaria conciencia crítica para poder discernir.

Esther Gutiérrez ha explicado que su departamento entiende las bibliotecas escolares “en un sentido mucho más amplio”, pues en los tiempos actuales deben favorecer el aprendizaje de los diferentes códigos y formar no solo a través de escritos, sino también de imágenes y audiovisuales.

Las bibliotecas deben evolucionar desde la catalogación de fondos y libros a un espacio en el que el protagonista real sea el alumno ayudado por el profesorado, según indicó la consejera.

Por ello, el plan se basa en cuatro líneas estratégicas, que son las de hacer que las bibliotecas escolares sean impulsoras del cambio; desarrollar planes de lectura para la alfabetización múltiple; el trabajo en red para la innovación, y la realización de una continua formación y actualización por parte de estos centros.

Entre las medidas y acciones que se van a llevar a cabo a lo largo de los cuatro años que dura el plan destacan un apoyo presupuestario para que los centros mejoren los recursos e infraestructuras de sus bibliotecas; aumentar la dedicación horaria del coordinador y su equipo para la gestión de la biblioteca; ampliar los equipos de apoyo y asesoramiento adscritos a la Administración central educativa; continuar con el mantenimiento y mejora de la biblioteca digital Librarium; y mejorar el equipamiento tecnológico de las bibliotecas escolares. 

La consejera y el secretario general de Educación durante la presentación del Plan a los medios de comunicación. (La Gaceta)

De los 652 centros educativos a los que va dirigido el Plan estratégico de bibliotecas escolares, 331 forman parte ya de la Red de Bibliotecas Escolares de Extremadura (REBEX) y uno de los objetivos de este plan es ampliarla. Además, 49 centros aun no cuentan con biblioteca escolar y este plan estratégico se va a encargar de dotarlos de ella.

Inversiones

La consejera ha señalado que desde el año 2006 hasta la actualidad se han invertido en Extremadura más de 10 millones de euros en actividades de fomento de la lectura y bibliotecas. Además, en el año 2017 se puso en marcha la Plataforma digital Librarium, destinada a toda la comunidad educativa, que ha tenido un gran éxito entre los usuarios.

Para la adecuación de las bibliotecas a los tiempos actuales, la inversión de 10 millones de euros permitirá que todos los centros educativos de la región cuenten con una biblioteca escolar y puedan diseñar su propio plan de lectura, escritura y acceso a la información, con el objetivo de que el alumnado mejore el índice de lectura y comprensión, potenciando las alfabetizaciones múltiples.

La consejera ha indicado, además, que una vez puesto en marcha, el I Plan estratégico de bibliotecas escolares estará conectado con el Plan de bibliotecas públicas municipales y también con el Plan de fomento de la lectura, que depende de la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes.

Fortalezas y debilidades 

El curso pasado, la Consejería de Educación y Empleo puso en marcha un proceso de detección de debilidades, fortalezas y estudio de todas las circunstancias que rodean al desarrollo de las alfabetizaciones múltiples del alumnado extremeño. 

En este proceso de estudio se han utilizado dos herramientas: una encuesta de hábitos de lectura de la comunidad educativa extremeña, que es la primera vez que se realiza desde la Administración educativa; y la Encuesta Nacional de Bibliotecas Escolares, coordinada por el Ministerio de Educación y Formación Profesional, desarrollada por la Consejería con los datos obtenidos de todos los centros educativos extremeños. 

De este estudio se desprende que un 84% del alumnado de Educación Primaria es lector frecuente, mientras que un 54% corresponde a los estudiantes de Enseñanza Secundaria Obligatoria, y en Bachillerato la cifra baja a un 44%, lo que si+upone que a medida que se avanza en los distintos niveles educativos, se produce un importante descenso de la frecuencia de lectura. 

Francisco Javier Amaya presenta el Plan Estratégico a los centros. (La Gaceta)

En este sentido, mientras que el alumnado de Educación Primaria tiene una actitud “muy positiva” con respecto a la lectura, el de ESO y Bachillerato, aunque creen que les ayuda a comprender el mundo que les rodea, ven más divertidas otras actividades, y un alto porcentaje piensa que para tener cultura no hace falta leer libros. 

En cuanto al soporte que prefiere el alumnado extremeño a la hora de leer, aunque mayoritariamente elige el papel, el índice de lectura en digital aumenta con la edad. Desde el 72% en Educación Primaria, hasta el 75% en ESO y el 83% en Bachillerato. 

Y, en lo que se refiere a la visita física de la biblioteca escolar, el alumnado de Educación Primaria visita con frecuencia la misma y solo la mitad del de ESO lo hace, y baja hasta un 40% el de Bachillerato. 

Por su parte, la mayoría del profesorado se declara lector frecuente, es decir, lee, al menos, una o dos veces por semana, tienen una actitud positiva ante la lectura, pero un alto porcentaje entiende que hay otras actividades más divertidas. Asimismo, el uso de la biblioteca escolar entre los docentes baja a medida que se avanza en los niveles educativos. 

Por otro lado, según la última Encuesta Nacional de Bibliotecas Escolares las bibliotecas escolares extremeñas se encuentran entre las que mejor equipamiento tienen a nivel nacional, incluido el digital y el catálogo de fondos, pero también las que desarrollan un mayor número de actividades curriculares, de fomento de la lectura, competencia digital o culturales, entre otras.

Por último, el informe PISA, referido a la lectura, indica que se están reduciendo los diferenciales con respecto al resto de España y los países de la OCDE.

Edita: Consejería de Educación y Empleo - Junta de Extremadura
Avda. Valhondo s/n. Módulo 4, 4ª planta
06800 MERIDA
Tlf: 924 00 76 50
lagaceta@edu.juntaex.es
ISSN 2792-6966