La Gaceta (Actualidad): Disminuyen los casos de acoso escolar en los centros educativos extremeños


Disminuyen los casos de acoso escolar en los centros educativos extremeños

Según la ‘Memoria sobre convivencia en centros escolares del curso 2017/18’, presentada hoy por la consejera de Educación y Empleo en el Pleno del Observatorio para la Convivencia Escolar, los centros han registrado 38 casos de acoso y ciberacoso, frente a los 55 del curso anterior y los 99 del 2015/16

PDF
30/01/2019 | Redacción

Los casos de acoso escolar y ciberacoso han descendido durante el curso 2017/2018 en los centros educativos de la región. El curso pasado, se registraron 38 casos, 27 de ellos tipificados como acoso escolar y 11, como ciberacoso; frente a los 55 registrados en el curso 2016/2017 y los 99 del curso 2015/2016. También disminuyeron las conductas contrarias a la convivencia escolar.

La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, entre el secretario general de Educación, Rafael Rodríguez de la Cruz, y la directora general de Personal Docente, Heliodora Burgos, preside el Pleno del Observatorio para la Convivencia Escolar. (La Gaceta)

Así lo ha desvelado la consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, que ha presidido este miércoles en Mérida, el Pleno del Observatorio para la Convivencia Escolar, al que también ha asistido el secretario general de Educación, Rafael Rodríguez de la Cruz.

“Los datos son positivos porque hay una bajada notable respecto al curso anterior. Para nosotros es una buena noticia, aunque no bajamos la guardia, hay colaboración total por parte de los centros educativos y la comunidad educativa. Existe una concienciación clara en Extremadura. El seguimiento de este observatorio y las medias que se están estableciendo están teniendo efecto”, ha asegurado la consejera.

Los datos desvelados por la responsable de Educación proceden de la ‘Memoria sobre convivencia en centros escolares del curso 2017/2018’. Dicho estudio refleja igualmente la preocupación de la comunidad educativa, que no tolera el acoso, lo que ha hecho que aumenten las denuncias hasta las 188 del curso pasado, frente a las 175 del curso anterior. De las 188 denuncias registradas, sólo 38 fueron constatadas por los centros como casos de acoso.

“Como novedad de este año, hemos introducido también en el estudio a los centros de educación de adultos, la Escuela de Hostelería y la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura”, ha destacado la consejera que, a la vez, ha asegurado que el objetivo es “seguir trabajando para que no haya ni un solo caso”.

Los datos de la Memoria se han obtenido a través del módulo de convivencia de la plataforma educativa Rayuela, en el que los centros educativos están obligados, desde el curso 2015/16, a registrar y hacer un seguimiento de las conductas contrarias y gravemente perjudiciales para la convivencia escolar.

En cursos anteriores, los datos se recopilaban mediante una encuesta enviada a los centros a final de curso, por lo que para este informe el estudio se ha realizado con una muestra de 663 centros educativos.

Reunión del Pleno del Observatorio para la Convivencia Escolar en Extremadura. (La Gaceta)

Según los datos registrados por los centros, el tipo de acoso que más se repite es el verbal, ya que suele acompañar siempre a otros tipos de acoso. El acoso social se manifiesta como la marginación a la víctima y se da en el 15,93 por ciento de los casos; mientras que el ciberacoso, que va en aumento debido al uso masivo y frecuente de dispositivos electrónicos, se ha dado en un 9,73 por ciento de los casos.

Sobre las víctimas de acoso, la Memoria concluye que en 29 de los casos (76,32%) la víctima es un compañero o compañera del mismo curso y en los otros 9 (23,68%) se trata de un estudiante de otro curso. En 20 casos (52,63%) la víctima era varón y en los otros 18 (47,37%) era mujer. La diferencia porcentual no es significativa, por lo tanto, ambos sexos son víctimas indistintamente del acoso escolar.

Con respecto al denunciante, 15 de los casos (39,47%) fueron denunciados por docentes; 11 (28,95%), por la propia víctima; 8 (21,05%), por los progenitores; 2 (5,26%), por compañeros; y otros 2, por otras personas.

El 71 por ciento de los 11 casos de ciberacoso escolar se cometieron mediante mensajería instantánea y en el otro 29 por ciento se produjo en las redes sociales. La duración del ciberacoso es de días en el 81,82 por ciento de los casos y de semanas y meses en el 9,90 por ciento de los casos, respectivamente.

Las conductas acosadoras que se repiten con mayor frecuencia son las etiquetas peyorativas, en un 26 por ciento, y los ataques al aspecto personal, en un 22 por ciento de los casos, aproximadamente. No se han producido comentarios o expresiones difamatorias y racistas, pero los comentarios sexistas y las insinuaciones con connotaciones sexuales se han producido en un 13 por ciento de los casos.

Conductas gravemente perjudiciales

El acoso y ciberacoso es una de las once conductas consideradas como gravemente perjudiciales para la convivencia en los centros. Suman un total de 6.480 casos, protagonizados por 4.810 alumnos y alumnas. Secundaria, con 4.889 casos, es la etapa educativa que más conductas gravemente perjudiciales registra, seguida de Primaria, con 1.190, y Postobligatoria (FP y Bachillerato), con 401.

En el estudio global de estas conductas destaca la escasa incidencia del ‘acoso y ciberacoso’, con un 0,59 por ciento de los casos, y la ‘suplantación de personalidad y falsificación o sustracción de documentos’, con un 0,83 por ciento.

El tipo de conducta gravemente perjudicial que más se repite es la ‘reiteración en el mismo curso de conductas contrarias’, en el 24,01 por ciento de los casos, seguido de ‘vejaciones, injurias y ofensas a un miembro de la comunidad educativa’, con un 55,99 por ciento.

Conductas contrarias a la convivencia

En cuanto a las conductas tipificadas como contrarias a la convivencia, los casos registrados ascienden a 71.082 y han sido protagonizados por 32.791 alumnos y alumnas. La mayor parte de ellas, 60.584, se registraron en la etapa de Secundaria, seguida muy de lejos por Primaria, con 6.376 y Postobligatoria (FP y Bachillerato), con 4.122 casos registrados.

El número de casos ha disminuido con respecto al curso anterior, pasando de las 76.748 registradas en el 2016/17, a los 71.082 del curso del referido estudio.

Las conductas contrarias a la convivencia más reiteradas son ‘perturbar el normal desarrollo de las clases’ (30,63%), ‘desconsideración hacia profesores o miembros de la comunidad educativa’ (29,68%) y ‘no realizar las actividades o no seguir las orientaciones del profesorado’ (15,59%).

Como medidas correctoras principalmente se utiliza el apercibimiento escrito, en el 53,46 por ciento de los casos, y el oral, en el 23,68 por ciento; mientras que destaca el poco uso de medidas como el ‘cambio de grupo por una semana’ y la de ‘sanción económica para reparar el daño realizado’.

La medidas correctoras más usadas en Primaria son la ‘supresión del recreo o de permanencia una hora más en el centro educativo’ y ‘realizar tareas dentro y fuera del horario escolar’; mientras que en Secundaria y Postobligatoria (FP y Bachillerato) se aplica más la ‘supresión de asistencia al centro entre 1 y 3 días’. La aplicación de programas de mediación y aula de convivencia es otra de las medidas destacadas en Secundaria.

Tanto en conductas contrarias como en gravemente perjudiciales, el número de alumnos es menor que el número de casos, lo que confirma que son, por regla general, los mismos estudiantes los que protagonizan los incidentes en los centros educativos.

PROGRAMA DE CONVIVENCIA ESCOLAR

La Memoria destaca también el incremento del número de centros que cuentan con plan de convivencia, que ha pasado de los 585 que lo tenían en el curso 2016/2017 a los 602 que ya lo tienen en el 2017/2018.

Asimismo analiza el Programa de convivencia escolar ‘Ayuda entre iguales. Alumnos acompañantes’, que la Consejería de Educación y Empleo puso en funcionamiento en el curso 2016/17 con el fin de impulsar medidas para la prevención, detección y solución pacífica de conflictos haciendo uso de la figura del ‘alumnado acompañante’ y ‘alumnado mediador’.

Durante el curso 2017/18, un total de 140 centros educativos, 98 de la provincia de Badajoz y 42 de la de Cáceres, han desarrollado este nuevo programa, en el que han participado un total de 2.836 estudiantes y 1.481 docentes. Han llevado a cabo 2.287 actuaciones, la mayoría de ellas de acompañamiento, ya que las de mediación requieren una formación que, al ser el primer año de implantación, aún no se había concluido.

Este curso 2018/19, el número de centros que desarrollan el programa se ha incrementado hasta los 174; 120 de la provincia de Badajoz y 54 de la de Cáceres.

Fotogalería

Edita: Consejería de Educación y Empleo - Junta de Extremadura
Avda. Valhondo s/n. Módulo 4, 4ª planta
06800 MERIDA
Tlf: 924 00 76 50 / 924 00 75 15
lagaceta@edu.juntaex.es