La Gaceta (Actualidad): Docentes: liderar en situaciones de crisis, reinventar el futuro


Docentes: liderar en situaciones de crisis, reinventar el futuro

Es el lema de Día Mundial de los Docentes, declarado por la UNESCO para reconocer la labor del profesorado, una celebración a la que se une Extremadura con un vídeo que invita a recordar a los maestros y maestras que marcaron nuestras vidas

PDF
05/10/2020 | Maite Vega

Este año, el Día Mundial de los Docentes rinde homenaje a este colectivo bajo el lema ‘Docentes: liderar en situaciones de crisis, reinventar el futuro’. Este día ofrece la oportunidad de honrar la profesión docente en el mundo, hacer un balance de los logros y llamar la atención sobre el papel desempeñado durante la pandemia de quienes ocupan el centro de los esfuerzos que se llevan a cabo para alcanzar el objetivo mundial de que nadie quede rezagado. Extremadura se une a la celebración con un vídeo que invita a recordar a los maestros y maestras que marcaron nuestras vidas.

Mª Ángeles Rodríguez en su centro. (Cedida)

A pesar de ser la figura más importante durante nuestra infancia, después de nuestra familia, el docente ha sido ensalzado y denostado a partes iguales. El docente se encarga de enseñarnos conocimientos y de transmitirnos valores y, además, se entregan en cuerpo y alma a una profesión que, por encima de todo, es vocacional. A esto hay que añadir la gran responsabilidad que tienen con su alumnado, ya que los padres y madres depositamos toda nuestra confianza en ellos durante buena parte del día, que es el tiempo que comparten con nuestros hijos e hijas. Docentes, alumnado y familia hacen un retrato íntimo de esta profesión.

Mª Ángeles Rodríguez González es maestra de Educación Infantil en el CEIP Juan XXIII, de Zafra, y lleva ejerciendo desde hace 28 años, los cuales –dice- se le han pasado “volando”, porque siempre está rodeada de los más pequeños del colegio que le dan “muchas alegrías”.

Esta docente asegura que su profesión “es una de las más bonitas”. Mª Ángeles Rodríguez reconoce que más que enseñar “para mí es acompañar, más que transmitir contenidos es educar y verlos crecer como personas, cada uno desde su individualidad, y más que hablar es escucharlos y estar a su lado”.

Mª Ángeles Rodríguez: “para mí es acompañar, más que transmitir contenidos es educar y verlos crecer como personas, cada uno desde su individualidad, y más que hablar es escucharlos y estar a su lado”

También pone el acento sobre la importancia que tiene la familia, porque su colaboración es “fundamental para el desarrollo de muchas actividades”.

Precisamente, Ascensión Osorio, madre de una alumna que estudia 6º de Educación Primaria en el CEIP Miguel de Cervantes, de Mérida, afirma que “todos los docentes que trabajan en el cole de mi hija son unos auténticos profesionales, teniendo en cuenta  que los conozco ya hace años, desde que entró mi hija en Infantil en el colegio y porque,  además,  yo soy miembro del Consejo Escolar del Colegio”. 

Ascensión cree que todos los docentes que imparten clase en ese centro llevan la vocación de maestro más allá de los límites de la mera enseñanza, ya que no solo enseñan las asignaturas: matemáticas, lengua, música, etc., sino que les enseñan a “respetarse, a compartir, a vivir la experiencia escolar como única y, sobre todo, a tener presente que el aprendizaje no es solo estudiar, se aprende viviendo experiencias, algo que considero como de las partes más importantes del proceso educativo”.

Aula de Infantil del CEIP Juan XXIII en la que asiste alumnado de 4 años. (Cedida)

En este sentido, esta madre opina que el trabajo que hoy en día desempeñan los docentes no está “suficientemente valorado, e incluso hay determinados sectores que los critican. Siempre he creído que educar, dar clases, a niños es una de las tareas más complicadas que pueda existir, porque no solo están formando a unos niños y niñas, sino que están preparando a una generación que en un futuro será la que cuide de nosotros. Por ello, deberíamos valorar más la profesión de maestro, ya que ellos son quienes preparan a las generaciones más jóvenes a enseñar a pensar, a aprender a aprehender”.

Recuerdos especiales

Como alumno de 6º de Educación Primaria en el CEIP Francisco Ortiz López, de Olivenza, J. Alberto Guerrero Cordero, cuenta que siempre ha tenido mucha suerte porque “he tenido buenos maestros y maestras”, pero reconoce que la que más le ha “aportado” ha sido su tutora del curso pasado, Lourdes Cebada, de quien dice es una persona “cariñosa y cercana, que nos transmitía mucho en sus clases, nos hacía reir con sus bromas, y son recuerdos que nos quedan muy bonitos”.

Por su parte, Adriana Mogena García, que estudia 2º de Bachillerato en el IES El Brocense, de Cáceres, ha manifestado que la docente que más ha influido en su vida como alumna ha sido su profesora de Filosofía, ya que esta le ha enseñado “a no rendirme nunca, aunque las notas no sean las mejores, y a esforzarme en mis estudios”.

De sus profesores en general resalta que “saben explicar muy bien las asignaturas y cada uno de los temas”. Dice que sale de las clases con la impresión de haber aprendido mucho.

El alumno J. Alberto Guerrero. (Cedida)

Y J. Alberto destaca que son “buenas personas y, por eso, nos dan clase con mucha ilusión, ponen mucho interés y paciencia para que los alumnos y alumnas aprendamos y estemos a gusto; y nos motivan para que seamos personas autónomas, independientes, responsables y trabajadoras”.

De esto también da fe la maestra Mª Ángeles Rodríguez, quien lleva trabajando varios años en el mismo colegio donde ella también estudió, y la que fue su maestra por aquel entonces, doña Raquel, era una persona “muy dulce y muy cercana y nos explicaba muy bien los contenidos.

Por supuesto, la madre Ascensión Osorio también guarda un recuerdo muy especial de su etapa como alumna “de casi todos mis maestros, pero sobre todo recuerdo a mi tutor de los últimos cursos de la EGB, don José María, aquel joven profesor que en aquella época comenzó a dar clases con nosotros. Que me enseñó a estudiar, a compartir y, sobre todo, a respetar. Ese maestro que, al llegar a octavo, nos invitó como a un amigo más, uno a uno, a toda la clase, a comer a su casa, y que el último día de clase, cuando ya nos íbamos al instituto,  nos dijo que le llamásemos por su nombre, ya sin el don”.

Ascensión Osorio: "Don José María me enseñó a estudiar, a compartir y, sobre todo, a respetar"

Todavía se lo sigue encontrando por la calle y le hace recordar todos aquellos buenos momentos que vivió.

La crisis sanitaria

Durante el confinamiento de esta crisis sanitaria que estamos padeciendo como consecuencia del COVID 19, la maestra del CEIP Juan XXIII de Zafra ha explicado que, a lo largo de estos meses, “la pieza fundamental han sido las familias, ya que, por las edades de mis alumnos y alumnas, ellos no podían realizar solos las actividades diarias; y nosotras, las maestras de Infantil, con la ayuda de las nuevas tecnologías hemos abordado esta nueva forma de enseñar con mucha imaginación, creatividad y esfuerzo para acercar a sus casas las actividades”.

Para la alumna Adriana Mogena ha sido una situación “muy difícil y rara, durante la cual nos han ayudado a seguir con el curso en algunas materias”.

J. Alberto Guerrero: "son buenas personas y, por eso, nos dan clase con mucha ilusión, ponen mucho interés y paciencia para que los alumnos aprendamos y estemos a gusto; y también nos motivan "

Sobre este aspecto, J. Alberto Guerrero también ha valorado de manera positiva la entrega de sus profesores durante el confinamiento y opina que “han trabajado muchísimo, sin horario, para poder responder a todas nuestras dudas y la de nuestras madres y padres”. También reconoce “mucho los esfuerzos que han hecho para que pudiéramos seguir aprendiendo, son más difíciles las clases así, a distancia, y, sin embargo, no han dejado de intentarlo y aportarnos todo lo posible para motivarnos y que siguiéramos trabajando en casa”.

Ascensión Osorio, madre de una alumna. (Cedida)

Sobre las clases a distancia, Ascensión Osorio cree que la crisis sanitaria “ha hecho que muchas profesiones se reinventen, y la docencia ha sido una de ellas, pasar de clases presenciales a clases online ha sido todo un reto, para padres, alumnos y maestros. Y, gracias a éstos, se ha logrado terminar un curso que, de repente, quedó interrumpido”.

Esta madre de alumna reconoce trambién que “ha habido errores y problemas, pero tal y como llegó esta crisis, manejarla ha resultado difícil para todos. Por ello, no debemos culpar a los docentes por los fallos habidos en la educación durante los primeros momentos de esta pandemia, ya que ellos, al igual que todos, se han adaptado a la situación lo mejor que han podido. Por eso, este año más que ninguno, se merecen el mayor reconocimiento que se les pueda dar, celebrando este día del docente, ya que sin su esfuerzo y empeño, el alumnado no hubiese podido terminar ese curso tan atípico”.

En cuanto a reconocimiento por parte de la Comunidad Autónoma de Extremadura, este año el colectivo de los docentes ha recibido la Medalla de Extremadura en un acto celebrado el pasado día 7 de septiembre en el conocido como Patio de los Naranjos, la plaza pública de la Asamblea de Extremadura.

Extremadura celebra el Día Mundial del Docente con un vídeo que invita a recordar a los maestros que marcaron nuestras vidas

La Consejería de Educación y Empleo ha publicado un vídeo, en el que invita a recordar a los maestros y profesores que marcaron nuestras vidas, sumándose así a la celebración del Día Mundial de los Docentes que la UNESCO fija desde el 5 al 12 de octubre. Bajo el lema ‘Los docentes: liderar en la crisis, reinventar el futuro’ este Día se dedica en el 2020 a reconocer el esfuerzo y el papel fundamental desempeñado por los docentes, sobre todo en un tiempo marcado por la pandemia.

En el vídeo, la Consejería de Educación ha recabado la experiencia de un maestro jubilado, un profesor en activo y de alumnado de las localidades de Alcuéscar y de Don Benito, con el que bajo el lema ‘Un docente para toda la vida’, la Junta de Extremadura ha querido homenajear a la profesión docente “en un curso escolar simbólico, sin precedentes”, ha explicado el secretario general de Educación, Francisco Javier Amaya, en la carta enviada a los docentes.

Según Amaya, “más que en ningún otro curso escolar, el compromiso y la dedicación de maestros, maestras, profesores y profesoras de nuestro sistema educativo han posibilitado el aprendizaje a distancia, el apoyo a las poblaciones vulnerables, la reapertura de las escuelas y que se mitiguen las brechas de aprendizaje”. Los docentes han sido, por tanto, “claves en la recuperación, para que ningún alumno o alumna se quede atrás, para garantizar, en fin, la continuidad de la educación”, ha destacado Amaya en una carta remitida a todos los docentes extremeños junto al vídeo conmemorativo.

Más allá del COVID-19, el secretario general de Educación se compromete a seguir trabajando para que “nuestro sistema educativo responda de forma rápida y eficaz a ésta y otras crisis similares”. Así, partiendo del recurso del escritor francés George Perec en su libro Me acuerdo, en el vídeo publicado por la Consejería de Educación y Empleo, el grupo de ciudadanos que participa en el vídeo, recuerda “cuán necesaria fue aquella persona que nos acompañó durante nuestra etapa educativa para construir el presente, y hasta el futuro, de cada uno de nosotros”, concluye la carta del secretario general.

Fotogalería

Edita: Consejería de Educación y Empleo - Junta de Extremadura
Avda. Valhondo s/n. Módulo 4, 4ª planta
06800 MERIDA
Tlf: 924 00 76 50
lagaceta@edu.juntaex.es