La Gaceta (Hemeroteca): “Las estancias Erasmus+ en el extranjero son una experiencia que cambia vidas, mejora la práctica docente y nos acerca más a Europa”


“Las estancias Erasmus+ en el extranjero son una experiencia que cambia vidas, mejora la práctica docente y nos acerca más a Europa”

Las alumnas y el docente del IES ‘Zurbarán’ de Badajoz, que han disfrutado de una estancia en un Collège francés, animan a los centros extremeños a participar en Proyectos Europeos.

PDF
28/06/2018 | Redacción

Tres alumnas y su profesor de matemáticas en el IES ‘Zurbarán’ de Badajoz, Francisco Moreno Soto, han tenido la oportunidad de disfrutar de una estancia en el Collège Saint Joseph de la localidad de Hondschoote, en la región francesa de Nord Pás de Calais, una experiencia que “cambia vidas, mejora la práctica docente y nos acerca más a Europa”, según destaca Francisco Moreno que recomienda a todos los centros participar en Proyectos Europeos.

Lucía Novoa (izquierda), junto a sus compañeras. (Cedida)

Tanto la estancia de larga duración de la alumnas, de casi un trimestre, como la de casi un mes del docente están incluidas en el proyecto bilateral Erasmus+ KA219 ‘Mejora de la competencia matemática mediante trabajo colaborativo’ que ambos centros han venido desarrollando desde septiembre de 2016, con la finalidad de “buscar y encontrar estrategias didácticas que mejoren los resultados de la competencia matemática”, explica el profesor coordinador del proyecto.

“Como era un objetivo muy amplio, nos centramos en la parte de Geometría y en concreto en el Teorema de Thales. Los alumnos servían como elementos para poder comparar la asimilación del mismo concepto explicado de dos formas distintas. Esto justificaba la presencia de los alumnos en el otro país”, añade Moreno.

Para Lucía Novoa, una de las alumnas participantes, su estancia en el Collège francés ha sido “una oportunidad única para cambiar la rutina: aprender o perfeccionar un idioma, conocer su cultura y conocer gente nueva que, a lo largo de estos dos meses, se han convertido en casi mi segunda familia”.

Lucía anima a los centros y a los alumnos a participar en estos proyectos porque “una de las mejores experiencias que puedes vivir mientras eres estudiante es irte de Erasmus, viajar a otro país y estudiar allí gracias a una beca”.

La llegada a un país extranjero en el que deberás convivir con una familia que no es la tuya y adaptarte a sus costumbres, horarios, alimentación… puede ser difícil, pero a Lucía afirma que se adaptó “antes de lo que yo misma esperaba”. Cree que fue así porque se quedaba en casa de una chica francesa a la que ya había recibido en su casa de Badajoz y porque viajaba con otras dos compañeras españolas, pero “creo que de no haber tenido estas esa ventaja, tampoco me hubiese resultado muy difícil adaptarme, ya que toda la gente que conocí allí fue muy amable, tanto mi familia francesa, como mis compañeros en el colegio”, añade la alumna del Zurbarán.

Durante su estancia en Francia, Lucía tuvo la oportunidad de “visitar Bruselas, conocer y vivir el carnaval francés, aprender a esquiar en vacaciones… en fin todo un lujo de oportunidades”, destaca.

De vuelta en España, esta alumna del IES 'Zurbarán' mantiene el contacto con su “hermana francesa”, a la que ha invitado a pasar un mes con su familia en la playa este verano para seguir estrechando los lazos de una amistad que espera “se perpetúe durante mucho tiempo”.

Observar y ser observado

Francisco Moreno imparte una de sus clases en el centro francés. (Cedida)

Para el profesor Francisco Moreno, la estancia de corta duración, casi un mes, en el centro francés ha sido su primera experiencia como docente en un país extranjero, lo cual ha resultado “muy enriquecedor” tanto desde el punto de vista profesional como desde el personal.

Su estancia comenzó con un periodo de observación del que destaca algunos aspectos “llamativos para mi” del sistema francés como son los horarios, la distribución de las aulas, el tipo de alumnado, el desarrollo de las clases, las estrategias didácticas utilizadas, el trabajo del profesor dentro y fuer del aula, las actividades extraescolares, la dimensión europea del centro, etc.

Especialmente llamativo le ha resultado a Moreno que las clases en Francia comienzan a las 8:30 y acaban a las 17:30 y están repartidas en cuatro bloques (dos clases-descanso-dos clases-comida-dos clases-descanso-dos clases-fin), con lo cual “para los alumnos que utilizan el transporte escolar esto supone que durante el invierno salen de su casa antes de amanecer y vuelven cuando se ha puesto el sol. La mayoría de ellos comen en el comedor del centro”.

Otras diferencias que el coordinador del proyecto ha observado con respecto al sistema educativo español es que en Francia “las clases pertenecen a los profesores y son los alumnos los que deben desplazarse de unas a otras. Los alumnos esperan en la puerta haciendo una fila hasta que el profesor les da permiso para entrar en el aula. Una vez dentro deben permanecer de pie hasta que el profesor les de permiso para sentarse. Además, a los profesores jamás se les tutea.”

Durante su observación en las clases del centro francés, el profesor del IES 'Zurbarán' ha ido recopilando ideas, siempre interesantes desde el punto de vista didáctico, “unas para ponerlas en práctica y otras para no hacelo nunca porque, desde mi punto de vista, aquí no funcionarían”, afirma.

Tras observar a los docentes franceses impartir sus clases, un primer periodo en el que tuvo que adaptarse “a los horarios de clase, las comidas a las 12:30 del medio día y a no poder descansar después de la comer”, a Francisco Moreno le llegó el turno de ser observado por las profesoras de matemáticas del centro francés que analizaban la metodología que él utilizaba en sus clase. De esta experiencia, Moreno señala que aunque en clase tuvo que hacer un esfuerzo para impartir sus clases en francés, “más ha sido el realizado fuera del aula cuando intentaba entender esa especie de dialecto que se habla en esta región, lo cual me hacía acabar la semana los viernes un poco saturado con el francés”, confiesa.

Para el profesor extremeño su estancia en un centro francés ha sido “muy enriquecedora desde muchos puntos de vista”.

Así, desde el punto de vista laboral, “conocer otro sistema educativo, aprender de él y sumergirse en su dinámica ha sido una de las experiencias profesionales más interesantes que he tenido en mi vida”. Durante su estancia ha podido mostrar al profesorado francés como se estructura el sistema educativo español, el programa de la materia de Matemáticas y la metodología que se emplea en las clases, además de debatir con los profesores franceses sobre las ventajas e inconvenientes de las metodologías didácticas utilizadas en los respectivos países, lo cual ha sido “altamente gratificante”.

La mejora de su destreza lingüística es otro de los aspectos que Moreno destaca de su estancia en Francia, algo que “me favorece personalmente, pero también favorece al alumnado de la Sección Bilingüe de Francés del IES 'Zurbarán'”.

También ha sido enriquecedora desde el punto de vista cultural y social, que ya “el tener que adaptarse a otras costumbres y formas de entender las cosas obliga a abrir tus ojos y tu mente”, añade Francisco Moreno, quien resalta lo mucho que le ha aportado conocer a otras personas con sus mismas inquietudes.

Dado el éxito de este proyecto que finalizará el próximo 31 de agosto, el IES 'Zurbarán' ya ha solicitado la continuidad del mismo. “Enviar y acoger alumnos y alumnas durante períodos largos es altamente positivo por lo que supone para su presente y para su futuro”, afirma el profesor del instituto pacense que confía en que la Agencia Nacional encargada de gestionar los Proyectos Europeos vuelva a considerar de interés este proyecto.

Edita: Consejería de Educación y Empleo - Junta de Extremadura
Avda. Valhondo s/n. Módulo 4, 4ª planta
06800 MERIDA
Tlf: 924 00 76 50 / 924 00 75 15
lagaceta@edu.juntaex.es