La Gaceta (Nuestros centros): Tres familias de cinco alumnos afrontan las tareas educativas de sus hijos adaptándose cada día a la nueva situación


Tres familias de cinco alumnos afrontan las tareas educativas de sus hijos adaptándose cada día a la nueva situación

Manuel Galán, padre de Ángela; José Miguel Vivas, padre de Hugo y Manuela; y Almudena Agudo, madre de Gloria y Paola, afrontan con sus hijos el confinamiento en casa junto con las clases y tareas que tienen que hacer a diario estos cinco alumnos de manera online

PDF
23/03/2020 | Maite Vega

Después de haberse cumplido la primera semana del cierre de los centros educativos y después de haber sido decretado el estado de alarma por el gobierno debido al coronavirus, tres familias de cinco alumnos y alumnas intentan adaptarse y organizarse en casa, ante la nueva situación, con las tareas escolares de sus hijos cada día.

Ángela Galán, en la mesa de estudio de su casa. (Cedida)

Manuel Galán es el padre de Ángela Galán Oliva, alumna de 1º de ESO en el Colegio Santa Teresa, de Badajoz, y explica que su hija mantiene todos los días una rutina, tal como la tutora del colegio le indicó. "Ángela se levanta todos los días a las 8 de la mañana para desayunar, ducharse, etc., con el objetivo de que a las 9 empiece con los estudios; la tutora nos ha propuesto su forma de organización y nos ha parecido bien. Un niño de 13 años se organiza mejor que uno de 7".

Para su parte, José Manuel Vivas, padre de Hugo Vivas Lima, alumno de 1º de ESO en el Colegio Diocesano San Atón, de Badajoz, y de Manuela Vivas Lima, alumna de 1º de Infantil en el CEIP Juan Vázquez, de Badajoz, "se hace un poco raro estar en esta situación, intentamos hacérsela más llevadera a los más pequeños de la casa, ya que no entienden por qué no pueden ir al cole con sus amigos y terminan aburriéndose en casa".

Vivas explica que las actividades de Manuela son "muy entretenidas, ya que nos sentamos a hacer dibujos o figuras de plastilina y ella se lo pasa genial", no obstante, para Hugo "la cosa es un poco más estricta, ya que debe mandar las tareas puntualmente por 'Classroom', así que pasamos el día entre muñecos de plastilina y ecuaciones de primer grado".

Asimismo, Almudena Agudo Regalado, madre de las alumnas Gloria y Paola Griñón Agudo, que estudian 6º y 2º de Educación Primaria, respectivamente, en el CEIP Juan Vázquez, de Badajoz, señala las dificultades vividas en un primer momento, y comenta que estos días han sido "un poco caóticos", en el sentido de que "nos llegaba información por todos los canales de que disponemos: Rayuela, web del colegio, grupos de WhatsApp, etc. y hasta que hemos organizado todo un poco, la verdad que ha sido jaleoso".

Las tres familias reciben las tareas y actividades que tienen que realizar sus hijos a través de la plataforma Rayuela. José Miguel Vivas explica que, una vez realizadas todas, les hacen fotografías a las páginas del cuaderno y las envían a través del 'Classroom' y señala que "es un método suficiente pero no definitivo, pues le gustaría que el profesor tuviera un canal privado de YouTube o Facebook con sus alumnos y subir videos explicativos para resolver posibles dudas del alumnado".

Almudena ayuda a hacer las tareas a su hija Paola. (Cedida)

Por su parte, Almudena Agudo ha añadido que, además de Rayuela, también recibe las indicaciones a través de los blogs creados para cada curso en la web del colegio y señala que "a la mayor, además, le llegan las correcciones de los ejercicios realizados el día anterior; intentan llevar, en la medida de lo posible, el horario de asignaturas que tienen en el colegio, así es más fácil llevar un control sobre lo que van haciendo".

Agudo dice que, después de realizarlas, algunas de las materias se envían como mensajes a través de Rayuela o a los correos de los profesores, y el resto de materias se entregarán a la vuelta a las clases.

Cada padre y madre se organizan de la mejor manera que pueden. En el caso de Manuel Galán, él y su mujer, Soledad Oliva, ambos son autónomos, propietarios de una papelería-copistería, por lo que al estar obligados a mantenerla cerrada, pueden estar los dos en todo momento con su hija. Aunque, asegura "tenemos la suerte de que nuestra hija estudia sola, en algún caso nos pregunta alguna duda, pero básicamente no nos está suponiendo esfuerzo alguno".

Su hija Ángela lo realiza todo en horario escolar, de tal forma que los ejercicios, dudas, etc. que tenga se las va planteando a través de su correo de Educarex, al que le responden de forma casi instantánea".

José Miguel Vivas destaca que, para él, "es muy sencillo, ya que trabajo desde casa desde hace ya 10 años, mi profesión me permite afrontar esta situación de una manera más llevadera. De este modo, el matrimonio deja las tareas para la tarde, "cuando el trabajo ya lo he atendido y tengo más libertad para poder responder a posibles dudas de matemáticas o figuras de plastilina que se resisten".

En el caso de los padres de Gloria y Paola, esta semana pasada han estado los dos en casa para atender tanto a sus hijas como para realizar los quehaceres diarios de la casa, pero esta nueva semana "ya veremos como nos organizamos, pues seguramente me toque trabajar", señala Almudena Agudo.

Esta madre se ha organizado de tal manera que las mañanas las dedican a realizar las tareas del colegio y las tardes a actividades más lúdicas, entre ellas hacer un poco de ejercicio.

Esfuerzo de padres e hijos 

Los niños son la otra cara de esta situación anormal y excepcional que nos ha tocado vivir y son conscientes del esfuerzo que también hacen sus padres que, en cierta manera, ejercen también de maestros y profresores.

"En nuestro caso, - dice Manuel Galán- de momento bien. Para que todo esto no se convierta en una rutina aburrida hemos hablado con otros padres para que puedan estudiar y comentar con sus compañeros a través de Skype, lo cual se está convirtiendo en una herramienta muy útil".

José Miguel le explica las ecuaciones a su hijo Hugo. (Cedida)

El padre de Ángela dice que ella conoce de primera mano nuestra situación, por lo que estamos pasando, y es consciente de que de lo bueno se aprende, pero de las situaciones delicadas aún más".

Por su parte, Vivas, destaca que sus hijos, por el momento, "lo llevan bien, pero según vayan avanzando las semanas y haya que afrontar nuevos temas de estudio comenzarán las dudas que, en mi casa no habrá problema, porque yo se las explicaré a mi hijo, pero entiendo que en otros hogares no tendrán las mismas posibilidades y habrá niños que se queden más atrasados".

También asegura que "no hay problema por nuestra parte, ya que lo hacíamos anteriormente, ahora hay más tiempo y, por lo tanto, nos podemos explayar a la hora de revisar las tareas".

Sus hijos valoran "muy bien" este esfuerzo, ya que se sienten "más atendidos y apoyados".

Igualmente, Agudo señala que sus hijas, con respecto a no poder salir, "están muy coincienciadas, ya que es por el bien de todos, así que, por ese lado, estamos tranquilos".

Fotogalería

Edita: Consejería de Educación y Empleo - Junta de Extremadura
Avda. Valhondo s/n. Módulo 4, 4ª planta
06800 MERIDA
Tlf: 924 00 76 50
lagaceta@edu.juntaex.es