La Gaceta (Hemeroteca): La importancia de fomentar la Educación para la Salud en la Escuela


La importancia de fomentar la Educación para la Salud en la Escuela

PDF
13/02/2013

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la promoción de hábitos de vida saludables es una actividad básica que debe ser impulsada por los sistemas sanitarios de todo el mundo, contando para ello con el apoyo de las administraciones educativas.

Eulalio Ruiz Muñoz. Médico especialista en medicina familiar y comunitaria.

Jefe de Sección de Educación para la Salud de la Consejería de Salud y Política Social del Gobierno de Extremadura

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la promoción de hábitos de vida saludables es una actividad básica que debe ser impulsada por los sistemas sanitarios de todo el mundo, contando para ello con el apoyo de las administraciones educativas.

La promoción de la salud tiene como herramienta fundamental la Educación para la Salud (EpS). Para que la EpS resulte efectiva y eficiente, debe regirse por los principios de trabajo multidisciplinar, multisectorial, participativo, vivenciado y coordinado, siendo necesario para ello el trabajo de igual a igual entre los profesionales de los distintos sectores.

La EpS tiene el objetivo de enseñar a las personas para que puedan tomar las decisiones correctas por sí solas respecto a su salud, en cualquier momento y lugar; es decir, busca la capacitación. Entre sus utilidades está la prevención (la EpS mejora la salud poblacional, disminuyendo la morbilidad y la mortalidad, entre otros efectos).

También es necesario considerar algunos inconvenientes inherentes a la EpS, como que sus resultados suelen verse solo a largo plazo, no suelen ser evidentes para las personas poco formadas y que para llegar a la efectividad óptima, incluso a la excelencia, se precisa de la coordinación y compromiso de sectores no sanitarios, a los que hay que concienciar previamente de los beneficios de trabajar la EpS de forma intersectorial y coordinada. La Escuela (siguiendo el concepto de Escuela de la OMS, esto es, centros educativos no universitarios) que integra la EpS, cuando trabaja con otras entidades, resulta sumamente efectiva.

Cosas que hay que tener en cuenta

Plan Marco de Educación para la Salud. [Archivo La Gaceta]

Aunque la EpS se lleve a cabo siguiendo los principios anteriores, se debe tener en cuenta que, en numerosas ocasiones, no conseguimos el efecto deseado porque hay otros factores que juegan en contra de nuestros esfuerzos, muchas veces, con bastante más poder de influencia que la EpS (publicidad, legislación, etc.), cayendo frecuentemente en el error de atribuir a una mala realización y/o gestión de los programas de EpS la no consecución del fin que se perseguía y, en general, agravando aún más el problema.

Es importante llevarla a cabo en todas las edades, pero sobre todo en la edad infantil y juvenil, porque la mayoría de los hábitos adquiridos a esas edades suelen persistir durante toda la vida de las personas. Junto con el carácter obligatorio de los estudios en la infancia y adolescencia, hacen que la Escuela se constituya en el entorno idóneo para la EpS. Para ello, la evidencia científica disponible nos enseña que se debe impulsar la relación entre centros educativos y sanitarios; poner en marcha proyectos conjuntos que estrechen lazos entre profesionales sanitarios y profesionales del ámbito educativo; y fomentar la formación en temas de salud de todos los miembros de la Comunidad Educativa. En este sentido, la labor que vienen desarrollando algunos centros de profesores y recursos en Extremadura es excelente.

Aunque son conocidas varias iniciativas de EpS que se vienen implementando con éxito en Extremadura gracias a la coordinación entre Educación y Sanidad (por ejemplo las actividades frente a la obesidad infantil y juvenil, cuyo lema ‘Alimentación Sana + Ejercicio Físico = SALUD’ es ya conocido por un gran número de extremeños/as), podemos citar, como ejemplo, dos proyectos concretos que requieren considerar todo lo expuesto anteriormente: la Red Extremeña de Escuelas Promotoras de Salud y el Protocolo de Atención al Niño/a y Adolescente con Diabetes en la Escuela.

La Red Extremeña de Escuelas Promotoras de Salud

La Red se constituyó en 2006 y, entre otros logros, ha servido para estrechar fuertemente el vínculo y trabajo en común de los profesionales de Sanidad y de Educación, gracias a lo que se han podido poner en marcha otras iniciativas como el Protocolo de Diabetes citado. Respecto a este último, debo decir que es un proyecto absolutamente pionero en España y Europa y único en el mundo.

En su primer curso de andadura práctica (2011-2012) ha llegado, en toda su extensión, a 171 estudiantes de 101 centros educativos extremeños. Con ello se está consiguiendo dar respuesta a un problema de salud específico en la Escuela, poniendo en marcha acciones coordinadas entre centros educativos, sanitarios, asociaciones de afectados y de madres/padres y estableciendo las figuras de enfermera/o referente del centro de salud y del profesional referente en diabetes del centro educativo.

Además de conseguir el objetivo de contribuir a que estos estudiantes con diabetes mellitus tengan un control óptimo de su enfermedad, minimizando así las probabilidades de presentar complicaciones agudas o crónicas, está favoreciendo la equidad y generando en muchos casos nuevas oportunidades de trabajar la EpS en otros temas (obesidad, alimentación saludable, ejercicio físico, tabaquismo, drogodependencias, prevención de embarazos no deseados, etc.).

Es preciso seguir avanzando en este camino para poder también integrar de forma segura y plena a estudiantes con otros problemas de salud (alergias alimentarias, asma, etc.), a la vez que se otorga seguridad para docentes y no docentes.

Con todo, se puede afirmar que en Extremadura la EpS ha sido impulsada a su máximo nivel de desarrollo, siendo la única Comunidad Autónoma que está dotada de un Plan estratégico de Educación para la Salud que aborda acciones conjuntas de los sectores considerados básicos por la OMS: sanitario, educativo y comunitario.

Esto ha sido reconocido por diversas entidades e instituciones, a través de diversos premios y menciones, entre los que cabe destacar el Premio intercontinental por su trabajo en Red, al CEIP ‘Máximo Cruz Rebosa’ de Piornal (centro perteneciente a la Red Extremeña de Escuelas Promotoras de Salud), otorgado por la OMS en noviembre 2009, el Premio nacional ‘Cultura de la Salud’, de la Asociación estatal de educadores en salud, en noviembre 2010, y el reciente Premio Estrategia NAOS a la mejor iniciativa de Promoción de la Alimentación Saludable en el Ámbito Escolar a la Sección de Educación para la Salud, recogido en noviembre 2012 (BOE de 20-06-2012).

El éxito alcanzado es mérito de todos. Por ello, debo reconocer y agradecer la implicación del personal docente y no docente de los centros educativos, actores fundamentales en EpS que, pese a las dificultades del día a día, siguen comprometidos de lleno en promover y educar en salud.

Debemos continuar colaborando teniendo en cuenta que el mayor o menor grado de efectividad de nuestras intervenciones en EpS depende de la capacidad de trabajar, a todos los niveles, de forma multidisciplinar, multisectorial y correctamente coordinada, colaborando conjuntamente profesionales y entidades de diferentes titulaciones y sectores.

Animo a todos, especialmente a los profesionales de centros educativos y sanitarios, a cooperar y trabajar codo con codo en pro de la salud de nuestros niños y jóvenes, pues así favorecemos su salud y con ello las posibilidades de que obtengan un pleno desarrollo académico, intelectual y personal.

Edita: Consejería de Educación y Empleo - Junta de Extremadura
Avda. Valhondo s/n. Módulo 4, 4ª planta
06800 MERIDA
Tlf: 924 00 76 50
lagaceta@edu.juntaex.es