La Gaceta (Entrevistas): "Más que ocupar el tiempo libre, el alumnado desarrolla una experiencia educativa integral en Granadilla"


ENTREVISTA A SERGIO PÉREZ MARTÍN, Coordinador-Director Proyecto Educativo de Granadilla

"Más que ocupar el tiempo libre, el alumnado desarrolla una experiencia educativa integral en Granadilla"

Después de haber recibido el Premio X Valores Extremeños, otorgado al Programa de 'Recuperación y Utilización Educativa de Pueblos Bandonados' otorgado por la Asociación Cultural Amigos de la Estatua del Poeta José María Gabriel y Galán de Cáceres, su coordinador-director, Sergio Pérez Martín cuenta por qué esta actividad lleva ya casi 30 años en marcha

PDF
03/03/2017 | Maite Vega

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, cuenta con una amplia formación y experiencia profesional, la última, antes de la de coordinador-director del programa PRUEPA, fue como profesor de las áreas de Educación Física, Ciencias Naturales y Matemáticas en la ESO y en formación Profesional Básica y como coordinador de NNTT y jefe de estudios en el IES ‘Gregorio Marañón’, de Caminomorisco. Y, al margen de la enseñanza, ha sido alcalde de la localidad de Hervás desde junio de 2007 hasta junio de 2015

Sergio Pérez. (Cedida)

PREGUNTA. El Programa de ‘Recuperación y Utilización Educativa de Pueblos Abandonados’, que se desarrolla en Granadilla desde el año 1984, acaba de recibir el Premio X Valores Extremeños, otorgado por la Asociación Cultural Amigos de la Estatua del Poeta José María Gabriel y Galán de Cáceres, ¿cómo se ha acogido este galardón?

RESPUESTA. Se recibió con alegría y entusiasmo, ya que ha sido un reconocimiento al programa educativo que lleva en marcha casi 30 años y, por supuesto, un reconocimiento también a los trabajadores que han pasado por allí y a los que se encuentran actualmente. 

P. Este programa se convoca cada año por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, pero se desarrolla a través de la Consejería de Educación y Empleo, ¿quiénes son los que pueden acceder y participar en este proyecto? 

R. Puede participar todo el alumnado perteneciente al segundo ciclo de Secundaria, Bachillerato y ciclos formativos de otras comunidades autónomas. Ahora mismo, estamos trabajando para que los alumnos de nuestra región también puedan participar. 

P. ¿Cuál es el fin principal de este programa y qué actividades son las que hacen los jóvenes participantes en este pueblo cacereño? 

R. El Programa de Recuperación y Utilización Educativa de Pueblos Abandonados (PRUEPA) es un proyecto educativo complementario a la enseñanza en las aulas, promovido por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el Ministerio de Fomento y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y en el que colabora la Junta de Extremadura.

Pretende un acercamiento a la vida rural de los jóvenes que, en su mayoría, viven en el mundo urbano, brindándoles la posibilidad de comprender la necesidad de un cambio de actitudes para asegurar el equilibrio futuro del hombre con su entorno.

Las actividades son muy variadas y diferentes a las que los alumnos pueden tener en su centro educativo de referencia; esto hace que el alumnado se implique mucho más y que las tareas que realizan no les suponga un sobreesfuerzo adicional.

Podemos encontrarnos diferentes oficios a realizar durante la primera parte de la mañana como son la repostería, recuperación de espacios, jardinería, ganadería, agricultura, trabajo en el telar, transformación de productos de la huerta (mermeladas, salsas etc.,…) y ya, en la segunda parte, realizamos talleres entre los que destaco el de apicultura, cestería, cuero, recursos naturales, medio ambiente, interpretación, cuentos al natural, orientación, biología aplicada al embalse de Gabriel y Galán, alfarería etc.

Por las tardes, el alumnado trabaja con sus respectivos profesores el proyecto de centro por el que han sido seleccionados para poder asistir a Granadilla. Disponen también de tiempo libre, juegan al ‘Cluedo’ viviente, practican un rallye fotográfico por los lugares más recónditos de nuestra querida Granadilla y, posteriormente, se dedican a preparar las dinámicas de grupo: juegos, bailes, cena medieval, visita al cementerio, actividades en el anfiteatro…, que llevarán a cabo en las veladas nocturnas. 

P. ¿Cómo es un día en la vida de Granadilla? 

R. Un día en Granadilla es muy diferente al que los alumnos pueden tener en sus lugares de origen. Aquí, los días están llenos de sensaciones nuevas, donde los acentos se funden y confunden, donde sus habitantes siempre aportan lo mejor, donde la moneda de cambio es una sonrisa y donde las noches están cargadas de canciones y estrellas.

Un grupo de alumnos realiza una dinámica de grupo. (Cedida)

Los alumnos que han disfrutado de este lugar, siempre recordarán y revivirán cada instante que pasaron entre sus murallas, aprendiendo, conociendo, conviviendo,…porque al final de su estancia saben que ya formaron parte de Granadilla y desde el equipo docente esperamos que Granadilla siempre forme parte de ellos. 

P. ¿Durante la duración de las estancia, ¿qué valores se fomentan y trabajan los participantes? 

La duración de la estancia, que es de domingo por la tarde a sábado por la mañana, aproximadamente cada semana recibimos 75 alumnos de tres comunidades autónomas diferentes y seis profesores que les acompañan.

Granadilla es un pueblo que ha sido rescatado del abandono para algo muy especial. Es un lugar donde vivimos una serie de experiencias que en otros lugares serían muy difíciles de conseguir y que complementan el aprendizaje en las aulas.

Aquí recreamos las actividades que se realizan normalmente en un pueblo con la misión principal de aprender, conviviendo de una manera especial, y trabajando con cooperación y solidaridad entre todos. Es por eso que trabajamos para nosotros mismos. Cada cual debe intentar aportar al pueblo el máximo dentro de sus posibilidades y también aprovechar esta experiencia para potenciar su creatividad e imaginación.

Los alumnos que han disfrutado de este lugar, siempre recordarán y revivirán cada instante que pasaron entre sus murallas, aprendiendo, conociendo, conviviendo

Para poder convivir de una forma ideal y adecuada a esta experiencia es necesario cumplir con ciertas normas básicas que, sobre todo, están basadas en el respeto a las personas con las que convivimos, al medio ambiente y a todos los demás componentes del pueblo, sean instalaciones, animales, materiales,... que hacen posible su funcionamiento. 

P. Uno de los objetivos del programa es conocer las diferentes posibilidades de utilización del tiempo libre, ¿los jóvenes de ahora los saben utilizar o necesitan saber cómo utilizarlos en determinadas cosas sí (como puede ser esta) y en otras no? 

R. Más que ocupar el tiempo libre o utilizar cierto tiempo libre Granadilla es, ante todo, una experiencia educativa integral y no solo un lugar de recreo o esparcimiento para el alumnado. Es un programa que se estrena todas las semanas para los alumnos con toda la ilusión de la novedad, sin lugar para el aburrimiento y con frescura. Esto solo podemos transmitirlo quienes creemos en sus valores y en sus objetivos.

Uno de los aspectos que caracteriza nuestro trabajo es la participación activa y real del alumnado de Granadilla en la vida diaria del pueblo. Hecho que se traduce en la integración como un gran equipo, así como promulgamos la docencia activa para que el alumno pueda y sepa utilizar su tiempo en labores y actividades que le desarrollen haciéndole crecer como persona solidaria, integral, participativa y útil para la sociedad en la que vivimos. 

P. Una vez que termina la jornada de ‘trabajo’, ¿cómo es la convivencia entre ellos? 

R. El comienzo de la semana suele ser más complicado en cuanto a la convivencia, porque el alumnado no se conoce entre sí y siempre puede surgir algún incidente no reseñable, ni a destacar, pero a medida que los días pasan el alumnado, al trabajar en grupo y al convivir en todas las actividades que se desarrollan, visualizas lazos de amistad, cariño, respeto, tolerancia…que, realmente, es lo que se buscamos.

Destaco el momento de la despedida del sábado por la mañana, cuando cada alumno sube a su autobús para regresar a su localidad de origen. Es un auténtico momento de tristeza, ya que lágrimas, besos y abrazos inundan nuestro parking a la hora de marcharse. Para nosotros es señal de que lo hemos hecho bien. 

P. En la actualidad, ¿en qué condiciones se encuentra el pueblo? Y, ¿con qué espacios o estancias cuenta? 

R. Si perseguimos como objetivo prioritario mantener el PRUEPA, debemos hacer hincapié en la importancia de priorizar los recursos humanos como auténticos valedores de los proyectos.  En esto, la Junta de Extremadura apuesta decididamente y siempre contamos con su apoyo en todo lo que está a su alcance en relación al personal que desarrolla sus labores en granadilla.

Un día en Granadilla es muy diferente al que los alumnos pueden tener en sus lugares de origen

Al mismo tiempo, para que nuestra oferta educativa gane en coherencia se hace necesaria una actuación sobre el modelo energético, que vaya acorde con los principios medioambientales que el programa defiende y pretende transmitir. El coste económico que supone el actual modelo no va unido a un correcto funcionamiento de las instalaciones lo  que conlleva reparaciones continuas y gastos adicionales, unido a que las viviendas en el tramo final del año no están preparadas para la lluvia y el frío intenso que sufrimos. Todo esto requiere de una apuesta decidida de mejora y rehabilitación de las infraestructuras que responda a un Plan General de Actuación llevado a cabo por el Ministerio, ya que es el propietario del pueblo.

Contamos con cinco viviendas para los participantes. Cuenta con dormitorios comunes para el alumnado y una habitación individual para el profesor o profesora , cuarto de baño, chimenea y sala de estar. En cada casa suele haber habitantes de los tres centros que participan semanalmente en el programa, pero dentro de cada habitación se intenta que solo haya alumnos del mismo lugar de procedencia.

Hay tres viviendas para el personal del pueblo; una cocina; un comedor; una sala de profesores; un local para jugar al ping-pong, juegos de mesa y sala de billar; una saala botiquín; un local de usos múltiples; dos lavaderos; dos baterías de duchas comunes; un polideportivo; una piscina; una biblioteca; un auditorio al aire libre; un invernadero; y una tahona.

Edita: Consejería de Educación y Empleo - Junta de Extremadura
Avda. Valhondo s/n. Módulo 4, 4ª planta
06800 MERIDA
Tlf: 924 00 76 50 / 924 00 75 15
lagaceta@edu.juntaex.es