La Gaceta (Hemeroteca): “Me llamo Cristina, soy lesbiana y no entiendo que lo más bonito del ser humano, su diversidad, se pueda convertir en un problema”


“Me llamo Cristina, soy lesbiana y no entiendo que lo más bonito del ser humano, su diversidad, se pueda convertir en un problema”

El testimonio de Cristina Viciana se escuchó, junto al de otros alumnos, profesores y madres y padres durante el Primer Pleno Escolar contra el bullying por LGBTIfobia

PDF
10/10/2016 | L.L. Santos

“Me llamo Cristina, soy lesbiana y no entiendo que lo más bonito del ser humano, su diversidad, se pueda convertir en un problema”. Son algunas de las palabra pronunciadas por Cristina Viciana en el Primer Pleno Escolar contra el bullying por LGBTIfobia en el que docentes y estudiantes LGBTI y familias han contado sus experiencias. Con esta iniciativa, celebrada en la Asamblea de Extremadura, la Fundación Triángulo pretende promover el diálogo entre todos los agentes de la comunidad educativa sobre un asunto de creciente presencia en el ámbito educativo.

La alumna Cristina Viciana durante su intervención en el Pleno. (Asamblea de Extremadura)

La alumna Cristina Viciana, durante su intervención en el Primer Pleno Escolar contra el bullying por LGBTIfobia que se celebra en España, confesó que aún le cuesta decir que es lesbiana debido a la “connotación negativa” que tiene una palabra que “ha sido utilizada como insulto” y recordó su “confusa y complicada” etapa escolar, cuando “tuve que inventarme que me gustaba un chico” en un intento de adaptarse para “encajar en la clase”.

Hoy, superado ya aquel miedo, “feliz y activista” LGBTI, Cristina Viciana no se quiere imaginar que los escolares tengan que sentir “este sufrimiento sin sentido”. El mismo que sintió su compañero Pau Ramón hasta que la comprensión de sus padres le liberó del miedo a confesar su transexualidad y pudo ser lo que es hoy, un joven comprometido que se propone “intentar eliminar la transfobia de los institutos”. “No pido trato diferente, pido igualdad”, concluyó Pau Ramón durante su comparecencia en el primer Pleno Escolar contra el bullying por LGBTIfobia que se celebra en España.

El padre de Pau, Fernando Ramón relató cómo hace poco más de un año recibió “la lección más importante de mi vida”, cuando pidió ayuda a un amigo psicólogo porque su entonces hija tenía problemas académicos y éste le informó de que “quien consideraba mi hija era en realidad mi hijo”. Fernando Ramón confiesa que “me costó comprenderlo”, pero “aquel jarro de agua fría se convirtió en la experiencia más enriquecedora”. En su caso, encontró compresión y ayuda en el instituto y no hubo problemas, pero pide no olvidar a otros muchos niños y jóvenes que sufren en sus centros escolares un “tratamiento inhumano”.

Para Fernando Ramón las personas del colectivo LGBTI son “una muestra de la diversidad humana y nadie debe sufrir por ello”, por ello pidió a todos “no permanecer impasible ante un acto de violencia”.

Agradecimientos al IES Tamujal

La madre de una niña transexual, Anabel Pastor, se mostró emocionada porque el instituto de su pueblo, el IES Tamujal de Arroyo de San Serván, “sea referente”. Los alumnos de este instituto, asistentes al pleno, ha desarrollado durante los últimos años un importante trabajo en relación con la diversidad, visibilizando fechas importantes para esta causa como el 17 de mayo, día internacional contra la homofobia, la lesbofobia, la bifobia y la transfobia.

Silvia tostado y Noelia Valverde con su hija durante su intervención en el pleno. (Cedida)

Anabel Pastor es madre de una niña pequeña que “no ha sufrido acoso” y confía en que nunca lo sufra gracias al trabajo que los alumnos de este instituto están desarrollando. “Estos niños van a ayudar a que el camino de mi hija sea más fácil”, dijo Anabel Pastor tras agradecerles a todos los alumnos del instituto de Arroyo de San Serván su trabajo de concienciación.

Entre los compareciente también se escuchó a la profesora de francés Eva Oliva quien tuvo que sufrir los insultos homófobos “muy desagradables” de unos alumnos “sólo por estar casada con una mujer” y la incomprensión del director de su centro quien “no lo consideró un insulto” y la de sus compañeros que le pedían que fuese comprensiva con el hermano de uno de esos alumnos que, al año siguiente, le profirió el mismo insulto, argumentando que tenía problemas en casa. “Nadie como yo tiene ser el saco de boxeo porque tenga problemas en casa”, dijo.

Como docente, Eva Oliva cree que “no es tan difícil educar en igualdad” y denunció que el colectivo LGBTI “es invisible en el sistema educativo, no nos vemos reflejados en los libros”. Esta profesora pidió a todos los alumnos que respeten a los demás, “nunca les ignoréis ni insultéis, tratad al que tenéis al lado como os gustaría que os trataran a vosotros”, concluyó.

"Detectar la homofobia"

Por su parte, el profesor Fran Amaya durante su intervención pidió “un par de deseos”: que la administración dote a la Ley LGBTI de Extremadura de los recursos necesarios, que se les imparta a los profesores una formación específica que “nos ayude a detectar la homofobia” y un protocolo de actuación para los centros educativos. Todo ello para que “mis alumnos no sufran para alcanzar la libertad”.

La alumna más pequeña presente en el pleno, Julia Tostado Velarde, de tan solo 3 años, acudió con sus dos madres, Silvia Tostado y Noelia Velarde, quienes reivindicaron que la diversidad familiar esté presente en el sistema educativo. “Trabajar la diversidad no puede ser una opción, sino una obligación”, dijeron.

Además de alumnos y alumnas, docentes y familiares, verdaderos protagonistas de esta iniciativa, durante la sesión plenaria tomaron la palabra el presidente de la Fundación Triángulo, José María Núñez Blanco, la portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña, y la presidenta de la Asamblea de Extremadura, Blanca Martín.

José María Núñez recordó que Extremadura cuenta con una Ley LGBTI que es “referente nacional” y pidió su desarrollo en el ámbito educativo para que “en nuestros centros no quepa ni un ápice de discriminación”.

Por su parte, la portavoz de la Junta de Extremadura dijo que la ley es “sólo un papel, lo importante es que los poderes públicos la hagamos cumplir” y anunció que “en los próximos días verá la luz el observatorio contra la discriminación LGBTI”. Además, Gil Rosiña destacó el importante papel que tiene el alumno como agente mediador y les pidió actuar como agentes en defensa de la igualdad para que ningún compañero sufra discriminación o acoso.

La presidenta de la Asamblea de Extremadura felicitó a la Fundación Triángulo y al IES Tamujal por la iniciativa y deseó que este tipo de plenos se celebren en todo el país con “total normalidad”.

Fotogalería

Foto de familia Alumnos del IES Tamujal Anabel Pastor Cristina Viciana Pau Ramón Fran Amaya Eva Oliva Presidenta de la Asamblea de Extremadura Diputados por un día Portavoz de la Junta de Extremadura Presidente de la Fundación Triángulo Diputados de la Asamblea de Extremadura Autoridades Una familia
Edita: Consejería de Educación y Empleo - Junta de Extremadura
Avda. Valhondo s/n. Módulo 4, 4ª planta
06800 MERIDA
Tlf: 924 00 76 50 / 924 00 75 15
lagaceta@edu.juntaex.es