La Gaceta (Nuestros centros): El CEIP ‘Máximo Cruz Rebosa’ comienza el curso motivando a su alumnado y trabajando la educación en valores


El CEIP ‘Máximo Cruz Rebosa’ comienza el curso motivando a su alumnado y trabajando la educación en valores

Este curso la idea es trabajar los valores de la convivencia, el respeto, la igualdad, la cooperación y el esfuerzo a través de una serie de talleres que simulan el viaje en barco de la primera vuelta al mundo.

PDF
30/10/2018 | Redacción

Como todos los inicios de curso, el CEIP ‘Máximo Cruz Rebosa’, de Piornal, elige un tema motivador para dar la bienvenida a su alumnado y trabaja diferentes ejes temáticos que fomentan valores en sus escolares. Este año ha elegido la conmemoración del quinto centenario de la primera vuelta al mundo realizada por los navegantes Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano

Los docentes dan la bienvenida a los alumnos y comienzan las actividades. (Cedida)

Actividades como esta y otras como ‘La inclusión: Todos iguales, todos diferentes y todos importantes’, ‘El jardín de las emociones: tristeza, alegría, miedo...’, ‘Deseos para un nuevos curso’, o ‘ La convivencia es cosa de todos: cuento contigo’, entre otras, están enmarcadas dentro del Proyecto de Inteligencia Emocional que viene desarrollando desde el año 2006. 

Y, cada comienzo de un nuevo curso, entre los objetivos de la actividad del ‘Día de Bienvenida’ trata de recibir el curso de forma lúdica, “con ilusión, alegría, con la mochila cargada de compañerismo y buenas sensaciones”, aseguran desde el centro educativo. 

Asimismo, tratan de crear conciencia de las diferencias y los valores de respeto e igualdad a través de las distintas culturas en el mundo, en su colegio y en sus casas y, de esta manera, siguen potenciando el eslogan ‘Todos iguales, todos diferentes, todos somos importantes’, por lo que se trabajan las emociones y la convivencia. 

Este curso la idea es trabajar los valores de la convivencia, el respeto, la igualdad, la cooperación y el esfuerzo a través de una serie de talleres que simulan el viaje en barco de la primera vuelta al mundo. 

Así, bajo el eslogan ‘El respeto y la igualdad en tu maleta de viaje siempre deben estar’ han trabajado con la metodología de rincones rotativos. Esto es, se organizan tres  puertos: uno de juegos, otro de  manualidades  y  un tercero de danza. Dos de cada tipo siguen dos rutas: la  ruta azul y la ruta verde, con un total de seis grupos internivelares de alumnos desde Infantil a Secundaria, y han sido los alumnos mayores los encargados de acompañar en los cambios de taller al toque del timbre. 

Actividades

Entre las actividades desarrolladas, el centro educativo realizó una vuelta al mundo virtual para descubrir diferentes personas y culturas con la idea de incidir en la importancia de respetar las diferencias.  

El viaje lo hicieron en barco y atracaron en cada uno de los puertos, que eran los distintos talleres a modo de continentes donde trabajaron los diferentes valores seleccionados: respeto, igualdad, cooperación y esfuerzo. 

Después del saludo del director del CEIP ‘Máximo Cruz Rebosa’, Ismael Fernández, y la presentación del nuevo profesorado, todos comenzaron el viaje partiendo de un cuentacuentos representado  por uno de los docentes caracterizado de Juan Sebastián Elcano que, ataviado con ropas de la época, les trasladó al siglo XVI  y les contó quién era, su vida, los lugares en los que atracó, a dónde quería ir, sus penurias, las diferentes culturas que conoció, etc.            

La salida comenzó en el puerto de Europa para  hacer la primera escala en América, el puerto de la igualdad.  

Con la ayuda de un pergamino se situaron y reflexionaron sobre la importancia de ver a todas las personas iguales, “iguales en derecho y dignidad por ello todas deben ser respetadas, debemos respetarnos los unos a los otros. Reflexionamos con los alumnos que somos diferentes en las diferentes culturas, en el cole, en nuestra casa, observamos láminas de diferentes razas y personas y les invitamos a decorar una careta cada uno dando rienda a su imaginación y usando diferentes materiales”, han explicado desde el claustro del colegio.                 

Un grupo de alumnos realizan uno de los talleres en un aula del centro. (Cedida)

El viaje por mar les llevó al segundo puerto, Asia, que es el  taller del  esfuerzo, donde comenzaron analizando dicha cualidad, la importancia del esfuerzo para conseguir aquellas metas planteadas. 

En este puerto aprendieron una canción y prepararon una danza que representaron, de manera colectiva, niños y maestros en el patio.  

El eje principal en este puerto era la música de otros países, relacionado con el centro de interés de La vuelta al mundo de Juan Sebastián Elcano. Por tanto, comenzaron explicando que su música tradicional se denomina folclore, mientras que a la música de otros países se la conoce como música étnica.  

Seguidamente, proyectaron un vídeo con adivinanzas musicales elaborado con el objetivo de escuchar músicas de diferentes partes del mundo e intentar averiguar su procedencia para después pasar a mostrar a los alumnos instrumentos de otros países, nombre y origen. 

La canción ‘Nuestra vuelta al mundo’

 Así, ensayan la canción titulada ‘Nuestra vuelta al mundo’, creada por el profesor de Música y, posteriormente, se ensayaron los pasos de la danza siguiendo unos patrones gestuales. 

Y, finalmente, llegaron al último puerto, África, el de la cooperación. Este valor lo han abordado mediante juegos cooperativos en el patio, como ‘Mar de minas’ y ‘Reto marino’, para trabajar la interdependencia personal y la importancia de trabajar en equipo.  

Los alumnos tratan de atravesar un mar de minas. (Cedida)

El objetivo del primer juego era conseguir cruzar un mar de minas con los ojos cerrados, sin pisarlas. Para ello, los alumnos fueron atravesando con ayuda de los demás que les guiaron. Y, con el segundo juego, el alumnado debía conseguir un reto que consistía en transportar una serie de barcos (colchonetas) entre todo el grupo, sin tocarlas con las manos. Se trataba de un juego de cooperación, puesto que tenían que ponerse de acuerdo al realizar el transporte con la participación de todos.   

Y, finalmente, llegaron a la meta. Atracaron de manera figurada en el colegio donde se reunieron todos los equipos y bailaron la canción original ‘Nuestra vuelta al mundo’. 

Los docentes han valorado esta actividad de bienvenida “muy satisfactoriamente”, tanto en el ámbito de la organización como en el nivel de ayuda entre el alumnado de los distintos niveles.           

Los alumnos, por su parte, han comentado de los talleres, como el de máscaras, que les gusta porque “es creativo,  es un taller libre, nadie te dice lo que tienes que hacer. Hay diferentes materiales, te puedes mover con libertad, y unos niños pueden ayudar a otros”. 

Asimismo, han señalado que “tienes que tener imaginación, hacemos actividades que no hacemos un día normal y es algo nuevo donde hacemos nosotros las cosas, nos permite decorar desarrollando la imaginación. He recordado cosas sobre los continentes, nos hace pensar sobre la igualdad y el respeto”.

 

Edita: Consejería de Educación y Empleo - Junta de Extremadura
Avda. Valhondo s/n. Módulo 4, 4ª planta
06800 MERIDA
Tlf: 924 00 76 50 / 924 00 75 15
lagaceta@edu.juntaex.es