La Gaceta (Actualidad): El Ministerio de Educación ofrece recomendaciones para abordar iniciativas que contribuyan a la mejora de la ciberconvivencia en centros docentes


El Ministerio de Educación ofrece recomendaciones para abordar iniciativas que contribuyan a la mejora de la ciberconvivencia en centros docentes

Desde esta publicación se facilitan recursos, así como medidas dirigidas al alumnado, profesorado y familias

PDF
07/09/2022 | Redacción

El Ministerio de Educación y Formación Profesional ha elaborado un documento con recomendaciones para que los centros educativos puedan trabajar la ciberconvivencia a partir de este curso 2022/2023. Además, todos los colegios cuentan este curso con una persona coordinadora de bienestar y protección.

Se trata de consejos para abordar iniciativas que contribuyan a la mejora de la ciberconvivencia en centros docentes no universitarios y que pueden resultar de interés tanto a los equipos directivos como a docentes, servicios de orientación y convivencia escolar, educadores, centros de apoyo al profesorado, representantes de las familias y alumnado, personal de administración y servicios (PAS), entidades académicas, asociaciones, así como otros actores involucrados en la mejora de la convivencia escolar. 

Estas recomendaciones se han desarrollado mediante un proceso de análisis de información en el marco del Grupo de Trabajo de Ciberconvivencia del Observatorio Estatal de la Convivencia Escolar, que ha sido coordinado por el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE)

El documento surge a raíz de la importancia creciente que las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) tienen en el ámbito educativo. Más si cabe, a raíz de la situación pandémica, que ha acelerado el uso de los servicios y plataformas en línea en centros escolares para poder responder a las necesidades del confinamiento. 

En general, estas tecnologías son bien recibidas por la comunidad educativa al aportar ventajas en su labor docente, en el aprendizaje y en la comunicación con las familias, pero a su vez requieren de un trabajo de adecuación de los centros escolares a la nueva realidad digital. 

Al ser la ciberconvivencia, en un sentido amplio, la relación del uso de las tecnologías de la información y la comunicación con la convivencia escolar, se valora tanto su influencia en positivo como sus riesgos asociados. En este sentido, estas recomendaciones tratan de fomentar un uso crítico de las tecnologías digitales, que  colaborará a la eliminación de diferentes brechas digitales (de acceso, género, edad, uso...) y también a la construcción de una convivencia y ciberconvivencia positiva basada en el cuidado propio, del resto y de nuestro entorno medioambiental tanto a nivel global como local. 

Desde esta publicación se facilitan recursos, así como medidas dirigidas al alumnado, profesorado y familias. Desde un marco normativo del centro donde se incluya el proyecto educativo del centro y el plan de convivencia, los protocolos frente al acoso escolar y otras problemáticas, el uso de las TIC en el centro, y el plan de acción tutorial. 

Asimismo, ese establecen iniciativas en el ámbito de la gestión del centro y de la convivencia, así como en relación con el personal del centro educativo, en relación con el alumnado y con las familias, una formación para la convivencia y, finalmente, iniciativas para la detección de posibles conflictos, intervención en situaciones conflictivas, y el papel de las administraciones educativas y locales. 

Persona coordinadora de bienestar y protección 

La creación de la persona coordinadora de bienestar y protección en los centros educativos, que este curso se pone en marcha en todos los colegios por primera vez, viene a complementar todas estas recomendaciones. 

La Consejería de Educación y Empleo publicó, el pasado mes de mayo, una Instrucción que determinaba el proceso de designación. Esta persona debe desarrollar actuaciones de coordinación y participación con los diferentes perfiles profesionales de la comunidad educativa, así como con las diferentes redes internas y externas existentes. 

Deberá velar por el interés superior de la infancia, que deberá ser la consideración principal y la guía en la toma de decisiones; proteger a los niños y niñas en todos los entornos en los que se encuentren, tanto físicos como virtuales; promover la parentalidad positiva y colaborar siempre que sea posible de forma estrecha con las familias y/o tutores legales, entre otras cosas. 

Igualmente, deberá coordinar con la dirección del centro educativo el plan de convivencia, promover las medidas que aseguren el máximo bienestar para el alumnado, así como planes de formación sobre prevención, detección precoz y protección de los niños, dirigidos tanto al personal que trabaja en el centro como al alumnado; y la detección y alerta temprana de situaciones de riesgo.

Edita: Consejería de Educación y Empleo - Junta de Extremadura
Avda. Valhondo s/n. Módulo 4, 4ª planta
06800 MERIDA
Tlf: 924 00 76 50
lagaceta@edu.juntaex.es
ISSN 2792-6966