La Gaceta (Artículos): La prevención como base de cualquier aprendizaje


La prevención como base de cualquier aprendizaje

El asesor técnico docente de la Dirección General de Innovación e Inclusión Educativa desgrana en este artículo los interrogantes de la competencia lectoescritora y en qué medida esta contribuye a prevenir las dificultades en el aprendizaje del alumnado

PDF
21/02/2020 | David Reyes Pastor. ATD Dirección Gral. Innovación e Inclusión Educativa

Diversas investigaciones científicas plantean que el proceso de aprendizaje de cualquier alumno o alumna necesita sustentarse en pilares sólidos que contribuyan a su perdurabilidad a lo largo de su escolaridad obligatoria. Esta es la mejor garantía de hacer competentes al alumnado a lo largo de su vida, como aparece recogido desde la Ley de Educación de Extremadura (LEEX) en su preámbulo, al destacar entre sus objetivos preferentes el ofrecer una educación integral, equilibrada e individualizada, que posibilite el éxito educativo de todo el alumnado, así como el aprendizaje permanente a lo largo de la vida

David Reyes Pastor. (Cedida)

Hablar de competencia lectoescritora supone partir de interrogantes a plantearse como son ¿Por qué prevenir las dificultades en la lectoescritura desde Infantil?, ¿Cómo pueden las familias no sucumbir a las posibles ‘perversiones pedagógicas’ que algunas editoriales proponen al respecto?, ¿Qué grado de formación precisa el profesorado en la detección inicial de alumnado con posible dislexia y/o disgrafía en los centros educativos, según los indicadores de la asociación internacional de dislexia?, o si el adecuado desarrollo emocional intra e interpersonal del alumnado ¿ocupa en la intervención especializada ante errores disléxicos o disgráficos un papel significativo de mejora? 

De igual manera, el abordaje de la competencia emocional plantea valorar, dado su carácter trasversal a lo largo de las etapas educativas, en qué medida contribuye a prevenir realmente las dificultades en el aprendizaje del alumnado desde el ámbito tutorial, ¿es la colaboración con el ámbito sanitario la mejor receta para el bienestar emocional de nuestro alumnado? o ¿qué habilidades intrapersonales se ponen en juego a favor en el adecuado aprendizaje de la lectoescritura? 

Diversas investigaciones científicas plantean que el proceso de aprendizaje de cualquier alumno o alumna necesita sustentarse en pilares sólidos que contribuyan a su perdurabilidad a lo largo de su escolaridad obligatoria. Esta es la mejor garantía de hacer competentes al alumnado a lo largo de su vida, como aparece recogido desde la Ley de Educación de Extremadura (LEEX) en su preámbulo, al destacar entre sus objetivos preferentes el ofrecer una educación integral, equilibrada e individualizada, que posibilite el éxito educativo de todo el alumnado, así como el aprendizaje permanente a lo largo de la vida. 

Igualmente, la individualización de la enseñanza y el éxito educativo del alumnado supone que la atención a la diversidad debe favorecer el progreso educativo y organizarse, entre otros, conforme a los principios de inclusión, normalización, corresponsabilidad de todos los miembros de la comunidad educativa y, de manera destacable, desde la prevención.

Modelo preventivo 

El modelo preventivo supone la intervención en el contexto amplio del proceso educativo, atendiendo un conjunto de variables en su mayor parte relativas a la configuración y demandas de cada institución escolar concreta. De hecho, este modelo incluye a la familia y a la comunidad como instancias significativas en el proceso de aprendizaje y formación del alumnado. 

Desde la escuela debe establecerse esta como la intervención más adecuada con el objetivo de “disminuir la incidencia de los problemas en lugar de actuar sobre los casos que se produzcan o sus secuelas”. Por tanto, trata de modificar los factores de riesgo e incrementar aquellos otros factores que protegen al alumnado en su proceso de aprendizaje. 

Se precisa de una prevención más allá de la escuela, caracterizada por la existencia de coordinación y colaboración de profesorado, padres y comunidad educativa en general como necesidades fundamentales para poder realizar intervenciones eficaces. En base a lo anterior, la tarea en los centros educativos se sitúa claramente en una posición donde se precisan grandes dosis de versatilidad y acomodación de la respuesta a las necesidades que se presentan, una tarea que no ceja de buscar soluciones conjuntas desde relaciones de igualdad, implicación y corresponsabilidad

El sistema educativo no debe ni puede mantenerse al margen del conocimiento neurocientífico, si queremos mejorarlo habrá que hacer cosas de manera distinta a como hemos venido haciéndolas hasta ahora, aunque siempre desde la reflexión y el análisis de la perspectiva psicopedagógica y la práctica docente. 

Por ello, junto a los equipos directivos, los profesionales de la orientación educativa contribuyen inicialmente en gran medida a hacerlo posible, para lo cual precisan del maestro o maestra tutora que en última estancia es la persona responsable de la consolidación del proceso lectoescritor y de la gestión emocional en el aprendizaje de todo el alumnado en su diversidad. 

Cuando hablamos de diversidad hemos de percibirla como una realidad social y educativa en sí misma enriquecedora y no como un factor de desigualdad, de ahí que la respuesta educativa a esa diversidad debe concretarse en cada uno de los proyectos educativos, en cada una de las enseñanzas, en la coordinación docente, en la personalización de la educación a cada alumna o alumno, en los recursos y medidas educativas, en los compromisos familiares y sociales y en todo lo que contribuya al máximo desarrollo personal y social del alumnado y a su preparación para convivir y participar, de forma autónoma, en una sociedad democrática. 

Jornadas de PRevención como base de cualquier aprendizaje. (Cedida)

Para ello, sin duda, son necesarias acciones que realmente lo hagan posible y que puedan traducirse en prácticas, en proyectos de acción que se apliquen y que se apliquen bien. Esa ha sido la intención de las ‘Jornadas de Prevención como base de cualquier aprendizaje’, poner en valor dos herramientas que ayuden a hacer más viable la atención a la diversidad efectiva desde la óptica del potencial lectoescritor y emocional de nuestro alumnado. 

La actuación de los profesionales de la orientación educativa centrada en el asesoramiento en programas de intervención destinados a disminuir las tasas de abandono escolar temprano precisan de medidas previas que afiancen el aspecto preventivo en dos aspectos clave en cualquier proceso de aprendizaje: competencias lectoescritora y emocional.  

Aprendizaje con éxito de la lectoescritura

En este sentido, el Aprendizaje con éxito de la lectoescritura tiene la finalidad de formar y orientar sobre las actuaciones de los tutores/as en relación con su enseñanza, en aquellos aspectos más relevantes, a partir de una intervención ordinaria en el aula, y con un enfoque preventivo y proactivo. Además, debe posibilitar el detectar al alumnado en riesgo de tener dificultades en su aprendizaje, con la ayuda y asesoramiento de los profesionales de la orientación educativa. 

En el caso de la Acción tutorial para la promoción de la salud mental en el ámbito educativo, pretende servir de herramienta para la mejora de la educación y gestión emocional en la infancia y, posteriormente, en la adolescencia, en aspectos intra e interpersonales (autoestima, empatía, control emocional...), fundamentales para los procesos de enseñanza de docentes y aprendizaje del alumnado.

Sería recomendable, a la hora de trasladar la información y los contenidos presentes en las guías, que a lo largo del segundo trimestre se llevara a cabo un análisis y reflexión interna de cara a la elaboración de pautas comunes que trasladar para cada centro educativo del sector a lo largo del tercer trimestre. 

Para ello, es muy importante el asesoramiento al respecto a la Comisión de Coordinación Pedagógica, de cara a la actualización de documentos como el Plan de Atención a la Diversidad y del Plan de Acción Tutorial, respectivamente, en el próximo curso escolar, con el seguimiento de todo el proceso por los servicios de orientación educativa y psicopedagógica. 

En definitiva, en palabras del psicoterapeuta y psicólogo clínico Roberto Aguado “la emoción decide y la razón justifica”, por lo que toda la labor educativa que desde los centros desarrolle la participación activa de nuestro alumnado en el enriquecimiento de su potencial cognitivo y emocional será la mejor garantía de prevención de muchas de las dificultades de aprendizaje que puedan presentarse como antesala de un futuro abandono escolar temprano, reflejo del fracaso del propio sistema más que del alumno o alumna en cuestión.

 

Edita: Consejería de Educación y Empleo - Junta de Extremadura
Avda. Valhondo s/n. Módulo 4, 4ª planta
06800 MERIDA
Tlf: 924 00 76 50
lagaceta@edu.juntaex.es