La Gaceta (Entrevistas): “Siento que durante esta aventura he logrado experimentar la auténtica esencia del programa Erasmus”


ENTREVISTA DIEGO ALÍAS GALLEGO, maestro del CEIP ‘José Rodríguez Cruz’, de Villafranca de los Barros

“Siento que durante esta aventura he logrado experimentar la auténtica esencia del programa Erasmus”

Es el coordinador de un programa Erasmus en su centro educativo, que se llama ‘Me muevo y aprendo inglés’ y lleva ya dos cursos yendo a dos colegios de chipre a impartir clases de Educación Física y ha realizado cursos estructurasdos de formación en Finlandia y Noruega sobre metodologías innovadoras para la enseñanza del inglés

PDF
23/05/2017 | Maite Vega

Diego Alías Gallego, es maestro de Educación Física en el CEIP ‘José Rodríguez Cruz’, de Villafranca de los Barros, con casi dos décadas de experiencia docente. Además, es también Licenciado en Pedagogía por la UNED, Máster Universitario de Investigación por la UEx en Ciencias Sociales y Jurídicas en la especialidad de Educación, y en la actualidad está realizando su Tesis Doctoral. Desde hace dos cursos, embajador del Future Classroom Lab en Extremadura, modera la Comunidad Erasmus+ Extremadura en Google+ y es experto evaluador de calidad de proyectos Erasmus

Diego Alías es recibido en el colegio chipriota por un grupo de alumnos. (Cedida)

PREGUNTA. Eres el coordinador de un programa Erasmus en tu centro educativo, que se llama ‘Me muevo y aprendo inglés’, ¿en qué consiste vuestro proyecto? 

RESPUESTA. ‘Me muevo y aprendo Inglés’ representa el proyecto Erasmus+ KA 101 del CEIP ‘José Rodríguez Cruz’, de Villafranca de los Barros, para los cursos 2015/2016 y 2016/2017. Su elocuente título hace referencia, de forma general, tanto al movimiento físico, propio del área de Educación Física, como al movimiento que supone viajar a otros países para conocer otras realidades y mejorar nuestra competencia lingüística. 

De este modo, y con los objetivos de desarrollar la estrategia internacionalizadora de nuestro centro, ampliar la oferta educativa de nuestro colegio, mejorar la competencia lingüística de alumnos y profesores, y adquirir nuevas estrategias metodológicas de enseñanza bilingüe, las actividades de movilidad del profesorado realizadas han girado en torno a acciones de job-shadowing y enseñanza en dos colegios de Chipre, así como en la realización de cursos estructurados de formación en Finlandia y Noruega sobre metodologías innovadoras para la enseñanza del inglés.  

P. Acabas de venir de Chipre, donde has estado del 21 de enero al 4 de febrero realizando acciones de enseñanzas, ¿nos las podrías hablar de ello? También estuviste ya el curso pasado en otros dos centros chipriotas, ¿cómo ha resultado la experiencia? 

R. He vivido una experiencia fantástica de plena inmersión docente dando clases de Educación Física en los mismos centros en los que el curso pasado estuve realizando acciones de job shadowing. En concreto, he estado una semana en la Dali 3rd Primary School y otra semana en la Germasogeias Primary School. En ambos colegios he tenido la oportunidad de poner en práctica diversas propuestas didácticas de Educación Física en inglés con alumnos de distintos niveles y de intercambiar experiencias y estilos de enseñanza con sus profesores.  

Las acciones de job shadowing del curso pasado me ayudaron a conocer los colegios y a estrechar lazos con sus profesores, si bien observar las clases y tomar notas sobre cómo los maestros enseñan y el modo de organización y funcionamiento del centro no es demasiado entretenido ni cómodo pues, en cierto modo, no dejas de ser un elemento extraño en clase, algo ajeno que intimida el proceder docente. Sin embargo, este curso me he sentido mucho más cómodo; el hecho de tener un horario cargado de clases, me ha hecho sentir vivo, activo, útil, miembro de su comunidad educativa como un profesor chipriota más.  

Han sido dos semanas de frenética actividad junto a mis compañeros y amigos de Chipre,  pendientes de mí en todo momento y dispuestos a acompañarme y agradarme en las numerosas actividades culturales, deportivas y sociales programadas de tarde. Mi agradecimiento a ellos. Como puede verse en mi blog http://peuropeosrodriguezcruz.blogspot.com.es/, siento que durante esta aventura he logrado experimentar la auténtica esencia del programa Erasmus. Me siento muy satisfecho de haber alcanzado en tan corto espacio de tiempo altas cotas de integración y afinidad tanto con profesores como con alumnos. Erasmus en estado puro. 

P. Seguramente que hay muchas cosas que nos unen y otras que nos diferencian en el tema educativo con este país, ¿cuáles son? 

R. Por lo general, su sistema educativo para Educación Primaria no difiere en exceso del nuestro. Donde podemos encontrar más diferencias es en el modo de organización y funcionamiento de sus escuelas, en la cultura de evaluación, en el traslado de sus profesores, en la promoción de los maestros y en los salarios. 

Respecto al primer punto, llama la atención la distribución de su jornada lectiva, la cual comienza a las 7:45 horas y termina a las 13:05 horas. Ocho períodos de cuarenta minutos  con tres recreos: el primero de ellos de veinte minutos y los dos restantes de diez, dan forma a su jornada escolar. Dependiendo del número de unidades del centro el director cuenta con más o menos asistentes, figura análoga al jefe de estudios. En concreto, el colegio de Dali tenía cinco. El secretario no es docente, es un administrativo y los centros de Primaria no contemplan la enseñanza para Educación Infantil. 

El sistema educativo chipriota posee una cultura de la evaluación muy acusada, nada que ver con el nuestro. Los profesores son evaluados por inspectores de educación en el desempeño de sus funciones cada dos años conforme a una serie de criterios establecidos. Llama la atención la existencia de inspectores especialistas en determinadas materias como Educación Física, Música e Inglés y el respeto y la consideración a la autoridad del director.  

Los maestros chipriotas son obligados a cambiar de centro cada seis años y los directores que logran alcanzar tal responsabilidad ocupan este cargo de por vida hasta su jubilación. Los sueldos son bastante más elevados que en España, si bien la crisis también ha provocado recortes en los mismos. 

Alumnado y docente durante una de las clases de Educación Física. (Cedida)

P. Eres un docente muy comprometido con los programas europeos, ¿qué destacas de ellos? 

R. Son miles las solicitudes de centros educativos en España y en Europa que presentan sus proyectos Erasmus a la convocatoria anual, pero sólo unos pocos son los elegidos. Conseguir que tu proyecto sea valorado positivamente y obtenga financiación para llevarlo a cabo no es tarea fácil ni flor de un día. Su consecución representa una seña de distinción, de calidad, de excelencia de toda una comunidad educativa que apuesta por ampliar su estrategia internacionalizadora, su dimensión europea y su oferta formativa. Por otro lado, destacaría el sentimiento de orgullo de profesores, padres y alumnos de pertenecer a un centro involucrado en proyectos Erasmus.  

P. ¿Por qué un docente debería realizar algún proyecto europeo al menos una vez a lo largo de su docencia

R. Decía San Agustín que “el mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página”. Este tipo de proyectos nos ayudan a conocer otras realidades, otras culturas, a tejer lazos con otros pueblos, en definitiva abren nuestra mente y mejoran notablemente la satisfacción y motivación del personal implicado en su labor docente. Animo a los docentes extremeños a que se involucren en proyectos europeos; el trabajo no es poco, pero la satisfacción de crecer personal y profesionalmente junto a tu centro es enorme. 

P. ¿De qué manera repercuten este tipo de programas en el alumnado? 

R. Muy positivamente. Implicar a los alumnos en las actividades que contemple el proyecto es vital para que obtenga el mayor impacto posible. Las movilidades de los alumnos son importantes, pero nuestro proyecto no debe quedarse solo en el hecho de viajar, debe ir más allá. Colaboración en la elaboración de los productos finales, actividades de presentación, de diseño y creación de materiales, de difusión, etc… son actividades transversales e interdisciplinares que mantienen a nuestros alumnos motivados y enganchados a un proyecto que trasciende las paredes de su aula y de su cole para tejer lazos con otros alumnos europeos. Los alumnos se ven obligados a poner en juego sus competencias comunicativas en lengua extranjera y a utilizar las nuevas tecnologías con objeto de ampliar sus horizontes culturales y sociales.  

P. ¿Nos podrías contar alguna anécdota que te haya ocurrido durante tu estancia? 

R. Ya he comentado antes el gran respeto a la autoridad del director que he podido comprobar en los dos colegios de Chipre donde he estado, y como muestra esta pequeña anécdota. Todo el colegio había salido de visita en autobús a presenciar una obra de teatro en Limassol. Al parecer, a la vuelta, algunos chicos ensuciaron su autobús y pegaron chicles en sus asientos, cosa que la empresa de transporte hizo saber al director. Al día siguiente, durante el recreo el director comunicó a los maestros en la sala de profesores que quería hablar con los alumnos. Finalizado el recreo, todos los cursos formaron en fila en el patio antes de entrar a sus aulas para escuchar el rapapolvo del director; hombre tranquilo, afable y sereno, que no dudó en atajar de manera enérgica tal comportamiento incívico convocando a todos los alumnos del colegio desde los más pequeños hasta los mayores durante escasos diez minutos.  

Otra anécdota curiosa: ya me había anunciado mi amigo Constantinos que, la inspectora de Educación Física, aprovechando la visita que tenía que hacer al colegio para observar a Nontas, uno de los maestros de Educación Física, quería observar igualmente una de mis clases. Nada más entrar en la sala de profesores esa mañana me presentan a la inspectora; señora de unos cincuenta aproximadamente, morena, gafas oscuras y muy menuda, la cual me pide que hablemos en español, para mi sorpresa, por lo que cambio rápidamente el “Nice to meet you” por el “Encantado de conocerla”. No me hace mucho caso y sigue hablando con la directora. Esas fueron las únicas palabras que cruzamos. Tras recoger a los alumnos de su aula y de camino a la pista de baloncesto para empezar la clase, hacemos parada en el gimnasio para coger unos materiales. La inspectora y la directora esperan en la puerta del gimnasio muertas de frío con un vaso de café en la mano, el gimnasio está cerrado. Intuyo que piensan que vamos a trabajar en el gimnasio, la mañana está fresquita. Mrs. Despo, la directora, me pregunta: “¿Supongo que te vas a meter en el gimnasio, verdad?”. Yo le respondo: “No, prefiero trabajar en el patio”. Noto que no les gusta mucho mi respuesta, les tocará pasar frío, pero así es la vida... Preparan un par de sillas para ellas junto a la pista y pasan toda la clase sentadas. ¡Menos mal que la mañana estaba soleada! Pensé que, al término de la sesión, intercambiaríamos opiniones o me preguntaría algo, pero nada. En fin, ella se lo perdió.

 

 

Edita: Consejería de Educación y Empleo - Junta de Extremadura
Avda. Valhondo s/n. Módulo 4, 4ª planta
06800 MERIDA
Tlf: 924 00 76 50 / 924 00 75 15
lagaceta@edu.juntaex.es